Organizaciones manifiestan preocupación por recorte presupuestal a la Comisión Reguladora de Energía

Las organizaciones como el Consejo Coordinador Empresarial, Asociación Mexicana de Energía Eólica, ASOLMEX, Cogenera México y Asociación Mexicana de Energía Hidroeléctrica A.C., entre otras, creen firmemente que el sector de energía contribuye y seguirá contribuyendo vigorosamente a conseguir las metas de robustecimiento, cohesión social y desarrollo planteadas por el Gobierno de la República.

En esta tarea, el papel de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) requiere de una operación eficiente para dar como resultado el impulso ordenado y sostenido en el sector energético.

Esta razón preocupa a las organizaciones por el recorte presupuestal aplicado a la CRE con respecto al ejercicio en 2018, como se propone en el proyecto de Presupuesto de Egresos 2019. Solicitamos respetuosamente su reconsideración para que la CRE cuente con los recursos económicos, técnicos y humanos necesarios para cumplir sus atribuciones legales.

La consecuencia inmediata de esta reducción ha sido el anuncio de la terminación de contratos de casi 370 personas, muchas de ellas altamente cualificadas y especializadas en el sector y en su regulación, en muchos casos, formadas por la propia institución. La salida de este personal, además de una descapitalización del Estado, puede significar el detrimento del quehacer del regulador y un costo elevado en la curva de aprendizaje en un sector que demanda gran especialización técnica, así como un significativo retraso en el otorgamiento o revisión de permisos, elaboración o revisión de reglas y lineamientos aún pendientes y que son esenciales para la operación del sector y la agilidad en la materialización de nuevos proyectos de inversión.

Es importante destacar que la CRE, a través del cobro de derechos y aprovechamiento genera ingresos que exceden sus egresos anuales, de modo que no sólo genera por sí misma los recursos suficientes para la totalidad de su operación, sino que además contribuye a la hacienda pública.

Esto significa que los recursos asignados por la Cámara de Diputados a la CRE provienen de los pagos que realizan los permisionarios y por ende, no afectan los principios de austeridad del Gobierno.

Las organizaciones piensan que una CRE fortalecida, con los recursos técnicos y humanos suficientes para ejercer de manera eficaz sus funciones, dentro de un marco de uso responsable de sus recursos bajo los lineamientos de austeridad señalados por la actual Administración, será un pilar fundamental para lograr los objetivos de crecimiento a los que México aspira y requiere.

Fuente: Comunicado de prensa