Formaliza CFE la compra de carbón a 60 productores de Coahuila

0

Bajo los principios de cero corrupción, cero coyotaje, preferencia a pequeños productores, honestidad y precios justos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) formalizó la compra de 2 millones de toneladas de carbón con 60 productores, decisión que salvaguarda la seguridad y soberanía energética, fomentando el desarrollo productivo de la región carbonífera de Sabinas, Coahuila.

Durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la central termoeléctrica “José López Portillo” (Río Escondido), en el municipio de Nava, Coahuila, el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, detalló que para abastecer a las plantas generadoras se adjudicó la compra a 15 micro y 15 pequeños productores (73%), 17 a medianos productores (165) y 13 a grandes productores (11%).

El titular de la CFE resaltó que la compra, equivalente a un millón 034 mil 31 pesos por tonelada más IVA, garantiza el mineral para la generación eléctrica, elimina el coyotaje y lo más importante, evita aumentos en las tarifas eléctricas a la población.

Para la adquisición del mineral se realizó un censo a 120 productores, con apoyo de la Subsecretaría de Minería y el Servicio Geológico Mexicano, para llevar a cabo verificaciones en sitio, revisión de permisos, aplicación de cuestionarios y comprobación de obligaciones fiscales, laborales y ambientales. De este censo y revisión, se identificaron 75 proveedores y se formalizó contrato con 60, quienes han surtido carbón a la empresa desde el pasado 3 de septiembre.

Bartlett Díaz indicó que algunas carboníferas (Petacalco) son manejadas por empresas privadas, que se han beneficiado con contratos ruinosos y un claro fraude a la ley para su enriquecimiento, y cuyos contratos están siendo revisados por representar perjuicios a la CFE y a la Nación.

Finalmente, expresó al presidente la gratitud de las y los trabajadores de la CFE por la decisión de rescatar a la empresa, ícono nacional, garante del desarrollo de los mexicanos, y por devolverle los derechos adquiridos a la jubilación en el actual Contrato Colectivo de Trabajo.

El jefe del Ejecutivo federal reafirmó su compromiso de apoyar a los productores de carbón, con la finalidad de mantener fuentes de trabajo en la región carbonífera, tanto para productores, obreros y transportistas, y de esta manera, mantener la actividad económica de la región.

En su discurso, el presidente recordó cómo la reforma energética pretendía destruir a CFE y Pemex quitándoles fuerza económica y presencia en el mercado, para dar entrada a las empresas privadas y extranjeras, y cerrar de manera deliberada plantas. Sin embargo, de manera tajante, puntualizó: “No vamos a dar ni un paso atrás.”

En el evento también estuvieron presentes el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís; el presidente municipal de Nava, Coahuila, Zenón Velázquez Vázquez y el coordinador regional de las secciones Golfo Norte del SUTERM, Daniel Peña Treviño.