Inversión en energías renovables crearía más empleos que fuentes fósiles

0
Misael Valtierra Ruvalcaba

Cada millón de dólares invertidos en energías renovables crearía tres veces más empleos en relación a los combustibles fósiles y generaría 30 millones de puestos para 2030, determinó una fuente autorizada, de acuerdo con la agencia Prensa Latina.

Según una investigación de la Agencia Internacional de Energías Renovables, la ampliación del gasto energético público y privado en este sector a 4.5 billones de dólares (un millón de millones) por año impulsaría la economía mundial en un 1.3 por ciento adicional y crearía 19 millones de empleos adicionales.

“Las energías renovables han demostrado ser las fuentes de energía más resistentes a lo largo de la crisis actual, lo que debería permitir a los gobiernos tomar decisiones de inversión inmediatas y respuestas políticas para superar la crisis”, expresó en el texto el director general del organismo, Francesco La Camera.

Así, según el análisis, duplicar las inversiones anuales de transición energética a dos billones de dólares en los próximos tres años proporcionará un estímulo efectivo, aumentaría el Producto Interno Bruto en un uno por ciento y crearía 5.5 millones de empleos adicionales relacionados con la transición en tres años.

De acuerdo con el reporte, para esto se requieren políticas laborales e industriales subyacentes para aprovechar las capacidades y habilidades locales y crear industrias y empleos en toda la cadena de valor.

Cualquier estrategia de recuperación debe incluir soluciones innovadoras y tecnologías emergentes como el hidrógeno verde con el potencial de entregar un sistema de energía cero neto y, al invertir en su comercialización, los gobiernos y las empresas pueden garantizar un crecimiento sostenido a largo plazo, apunta el informe.

“Las políticas gubernamentales y las opciones de inversión pueden crear el impulso necesario para promulgar un cambio sistémico y entregar la transformación de energía lejos de los combustibles fósiles. Impulsar un cambio estructural hacia sistemas de energía más limpios y las economías y sociedades más resistentes son más urgentes que nunca”, apuntó La Camera.