spot_img
lunes, julio 15, 2024
15 C
Mexico City
InicioNoticiasAlternativasSe unen Repsol y Vueling en el primer vuelo de combustible sostenible...

Se unen Repsol y Vueling en el primer vuelo de combustible sostenible de la aerolínea

Vueling, aerolínea del grupo IAG, ha completado hoy el primer vuelo de la aerolínea con combustible sostenible, en la ruta Barcelona-Sevilla. Repsol, pionera en la fabricación de este tipo de combustibles en España, ha suministrado los SAF (Combustibles De Aviación Sostenibles) utilizados en el vuelo, producidos en su Complejo Industrial de Tarragona utilizando biomasa. La compañía también ha producido un lote similar en la refinería de Puertollano y otro, a partir de residuos, en la refinería de Petronor, una instalación del Grupo Repsol ubicada en Bilbao.

Este vuelo de baja huella de carbono de Barcelona a Sevilla ha evitado la emisión de 2,5 toneladas de CO2, gracias a la eficiencia proporcionada por la nueva generación de Airbus A320neo, el uso de biocombustible y los procedimientos de eficiencia implementados. Vueling cuenta con la tercera flota más moderna de Europa, a partir de 2019. con su nuevo A320neo.

El avión despegó del aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona – El Prat a las 9:10 a.m. y aterrizó en Sevilla donde hoy comienza el Tourism Innovation Summit (TIS) que durante los próximos tres días analizará la sostenibilidad y la innovación en el sector turístico. Además, hoy la transición global al transporte de cero emisiones se está debatiendo en la Conferencia sobre el Cambio Climático COP26 en Glasgow. Vueling cree que los gobiernos deben fomentar la investigación y el desarrollo de este tipo de combustibles para acelerar su uso y sus resultados puedan ser inmediatos.

Vueling ha llevado a cabo una serie de iniciativas para reducir al máximo sus emisiones desde 2012. La aeronave, que ha recorrido los 820 kilómetros de Barcelona a Sevilla, ha evitado la emisión de alrededor de 63 kg de CO2 gracias a las iniciativas de reducción de peso.

Por ejemplo, Vueling ha sustituido todos los asientos de su flota por un nuevo modelo más ligero, los Slim Seats, y ha digitalizado toda la documentación de sus aviones, eliminando 75 kg de papel por vuelo. Adicionalmente, los pilotos de la compañía llevan a cabo una serie de medidas de eficiencia operativa como la configuración óptima de la solapa (alerones cuya función es aumentar la sustentación de la aeronave a bajas velocidades), aplicando un nivel y velocidad de vuelo óptimos, así como otras iniciativas que permitieron al vuelo actual reducir 81 kg de CO.2 emisiones.

Aena, en línea con su papel de promotor y facilitador del sector en la descarbonización del transporte aéreo, apoya esta iniciativa y está trabajando en proyectos colaborativos para promover la producción sostenible de combustible con el objetivo de fomentar su uso por parte de las compañías aéreas.

Convenio de colaboración

Esta iniciativa se enmarca en el acuerdo de colaboración firmado entre Repsol y Vueling para crear un grupo de trabajo y avanzar en la introducción de combustibles sostenibles en el día a día de las operaciones aeronáuticas. El objetivo es promover la movilidad sostenible en el sector de la aviación a través del desarrollo y consumo de nuevos combustibles con un bajo impacto ambiental. Tiene un enfoque especial en la promoción de la investigación de la última generación de combustibles alternativos de aviación, incluidos, a corto plazo, los combustibles producidos con materias primas totalmente sostenibles, como los residuos urbanos o la biomasa y, a medio y largo plazo, el hidrógeno renovable, entre otros.

Estos combustibles sostenibles serán la opción más segura y eficiente en los próximos años para reducir las emisiones en el transporte aéreo, donde la electrificación no es actualmente viable y el hidrógeno renovable aún requiere un mayor grado de madurez tecnológica.

Con este vuelo, Vueling avanza en su apuesta por los combustibles sostenibles para la aviación, para afrontar el reto de la descarbonización en la industria aeronáutica. Marco Sansavini, presidente de Vueling, ha afirmado que «el compromiso de Vueling con el medio ambiente lo abarca todo». «Este primer vuelo con combustible sostenible es un gran paso en nuestro compromiso de reducir nuestras emisiones de CO2 y el uso del 10% de SAF para 2030. Una confirmación de la viabilidad de utilizar la última generación de combustibles de aviación que utilizan fuentes completamente sostenibles como los residuos urbanos y la biomasa como materias primas», dijo.

Por su parte, Javier Sancho, Director del Complejo Industrial Repsol en Tarragona, ha señalado que «dada la importancia de los biocombustibles en la reducción de emisiones, Repsol lleva 15 años trabajando para desarrollar diferentes soluciones de baja huella de carbono aplicadas al transporte. Es pionera en la fabricación de combustibles de aviación sostenibles en España, como el lote de biojet fabricado en Tarragona que se ha utilizado en este vuelo. La producción de biocombustibles es uno de los ejes principales del Plan Estratégico 2021-2025 de Repsol que tiene como objetivo transformar el negocio industrial de la compañía e intensificar sus compromisos para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050».

Descarbonización del sector de la aviación

El sector de la aviación avanza decididamente hacia la descarbonización mediante el uso de biocombustibles. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) se ha fijado el objetivo de un crecimiento de cero emisiones de carbono a partir de 2020 y el logro de la neutralidad climática para 2050. Para lograrlo, está desarrollando diversas iniciativas, incluido el uso de diversos combustibles sostenibles, como biocombustibles y biocombustibles avanzados producidos a partir de residuos, que contribuyen significativamente a la reducción de las emisiones de CO2 del sector.

El 14 de julio, la Comisión Europea presentó el paquete Fit for 55 que incluye la iniciativa RefuelEU Aviation. Su objetivo es impulsar la oferta y la demanda de combustibles de aviación sostenibles en la Unión Europea, alcanzando un uso del 2% en 2025, del 5% en 2030 y del 63% en 2050. De este modo, se reduce la huella medioambiental de la aviación y, al mismo tiempo, se contribuye a la consecución de los objetivos climáticos de la Unión Europea.

Repsol es pionera en la fabricación de combustibles de aviación sostenibles en España, y con la producción de combustibles sostenibles en sus complejos industriales, Repsol se adelanta a las diferentes medidas que las instituciones europeas han establecido para promover el uso de combustibles de aviación sostenibles. En este sentido, tanto los SAF obtenidos a partir de biomasa como el biocombustible avanzado a partir de residuos están incluidos en la lista de combustibles sostenibles de la Directiva Europea de Energías Renovables.

Objetivo de cero emisiones netas para 2050

IAG, el grupo al que pertenece Vueling, fue el primer grupo aéreo de Europa en comprometerse a operar el 10% de sus vuelos con combustibles de aviación sostenibles para 2030. Vueling, como parte de IAG, comparte la visión de liderar el camino hacia una industria aérea global sostenible. Es por ello que la compañía desarrolla todas sus acciones en el marco del programa Flightpath Net Zero, a través del cual se ha marcado el objetivo de lograr cero CO neto.2 emisiones para 2050.

Repsol pretende liderar la transición energética, en línea con el Acuerdo de París, para limitar el aumento de las temperaturas globales a muy por debajo de los 2ºC. La promoción de combustibles sostenibles se suma a los proyectos que Repsol ya ha desplegado en eficiencia energética, generación eléctrica de bajas emisiones, hidrógeno renovable, economía cir-cular, combustibles sintéticos y captura, uso y almacenamiento de CO2, y es uno de los principales ejes estratégicos de la compañía para convertirse en cero emisiones netas en 2050.

La compañía cuenta desde 2018 con una estrategia de economía circular, plasmada en más de 230 iniciativas. Tiene la ambición de reutilizar tres millones de toneladas de residuos anuales para 2030, como materia prima para sus productos. En octubre de 2020, Repsol anunció la construcción de la primera planta de biocombustibles avanzados de España, que se pondrá en marcha en 2023. Estará ubicado en Cartagena y tendrá una capacidad anual de 250.000 toneladas de biocombustibles producidos a partir de residuos que son válidos para automóviles, camiones y aviones.

En el puerto de Bilbao, en las inmediaciones de la refinería de Petronor, Repsol tiene previsto construir una de las mayores plantas de combustibles sintéticos del mundo, utilizando hidrógeno renovable y CO2 como únicas materias primas. Esta instalación se pondrá en funcionamiento en 2024 y tendrá una capacidad de más de 2.100 toneladas anuales.

Además, el progreso tecnológico y el despliegue de proyectos actuales y futuros ha permitido a la compañía aumentar la ambición en sus objetivos de reducción de la intensidad de carbono establecidos en su Plan Estratégico 2021-2025. La nueva vía de descarbonización para lograr la neutralidad de carbono para 2050 establece una reducción en el Indicador de Intensidad de Carbono del 15% en 2025, 28% en 2030 y 55% en 2040 en comparación con los objetivos anteriores de 12%, 25% y 50%, respectivamente.

Negocios Industriales

Relacionados

México solicita eximir paneles solares del aumento de aranceles

La Secretaría de Economía de México solicitó a la Oficina de la Representación Comercial de Estados Unidos la exención de los paneles solares bifaciales...

Shell invierte en el proyecto de GNL Ruwais en Abu Dhabi

Shell Overseas Holdings Limited, una subsidiaria de Shell plc, firmó un acuerdo para invertir en el proyecto de gas natural licuado (GNL) Ruwais de...

Siemens Realize LIVE: navegando el futuro de la industria y la energía

En un mundo donde la innovación tecnológica avanza a pasos agigantados, las empresas están en una carrera constante por mantenerse a la vanguardia y...