Iberdrola concluye construcción de planta fotovoltaica más grande de Europa

0

Iberdrola concluyó en tiempo récord (tan sólo un año) la construcción de Núñez de Balboa, un proyecto que acaba de obtener el permiso de puesta en marcha por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y para el que se han iniciado las pruebas de energización por parte de Red Eléctrica de España (REE), con el objetivo de que la planta entre en operación en el primer trimestre de 2020.

Con la finalización de Núñez de Balboa, la cual tiene una potencia instalada de 500 megavatios (MW) y una inversión cercana a los 300 millones de euros, Iberdrola avanza en su plan de relanzamiento de energía verde en España, que prevé la instalación de 3.000 MW a 2022, colocando a Extremadura en el centro de su estrategia.

Núñez de Balboa, que se extiende sobre una superficie de 1.000 hectáreas, es un proyecto renovable emblemático que ha batido varios récords:

  • Instalación de un millón 430 mil paneles solares, 115 inversores y dos subestaciones, que han requerido la llegada a la obra de un total de 3,200 contenedores.
  • Colaboración de más de mil 200 trabajadores, 70% de ellos locales.
  • Su construcción ha contribuido al desarrollo de la cadena de valor, con compras a una treintena de proveedores por valor de 227 millones de euros.
  • Generará energía limpia para abastecer las necesidades de 250 mil personas al año y evitará la emisión a la atmósfera de 215 mil toneladas de CO2 al año.
  • Para su desarrollo, Iberdrola contó con financiación verde del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO).
  • A través de acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPA, Power Purchase Agreement), el proyecto abastecerá energía limpia a grandes clientes comprometidos con el consumo sostenible del sector de banca, telecomunicaciones y distribución.
  • Iberdrola, el Ayuntamiento de Usagre y la Mancomunidad de Llerena están colaborando en la formación de los alumnos de la Escuela Profesional Campiña Sur en Extremadura, con visitas formativas al emplazamiento y prácticas en la planta.

Con este proyecto, Iberdrola prevé la instalación de más de 2.000 MW fotovoltaicos a 2022 en Extremadura y mantiene en tramitación más de 1.300 MW renovables en seis proyectos fotovoltaicos: Francisco Pizarro (590 MW); Ceclavín (328 MW); Arenales (150 MW); Campo Arañuelo I, II y III (150 MW); y Majada Alata y San Antonio (50 MW cada una). Además, cuenta con 300 MW con acceso a la red para la proyección de un proyecto fotovoltaico más.

El plan de relanzamiento de la inversión de Iberdrola en energías renovables en España prevé la instalación de 3.000 MW nuevos hasta 2022 y para 2030, las previsiones de la compañía apuntan a la instalación de 10 mil nuevos MW, lo que permitirá la creación de empleo para 20 mil personas.

En España, Iberdrola es líder en energía renovables, con una capacidad instalada de más de 16 mil MW; un volumen que en el mundo se eleva a más de 30 mil 300 MW y convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

La apuesta de Iberdrola por un modelo económico descarbonizado le ha llevado a comprometer inversiones de unos 10 mil millones de euros anuales en energías renovables, redes de distribución eléctrica inteligentes y tecnologías de almacenamiento, después de haber destinado 100 mil millones desde 2001.