Incierto panorama en energías renovables frena las inversiones

La especialista alerta que el entorno para las renovables es incierto ante medidas que actualmente están en tribunales, como el acuerdo de CENACE que busca frenar el inicio de operaciones de nuevas centrales y cambiar las reglas de despacho eléctrico; el aumento en las tarifas de porteo de los proyectos legados y la falta de autorizaciones a la modificación de permisos para modificar o agregar centros de carga; y la política de confiabilidad energética de la Sener, donde pretende realizar cambios relevantes en materia de despacho, generación distribuida y energía renovable.

0

Por Israel Gama

 

Después de que el Gobierno federal implementara los Acuerdos para Garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, emitidos por el Centro Nacional de Control de la Energía (Cenace) y la Secretaría de Energía (Sener), el panorama actual para las energías renovables no es muy alentador, ya que, derivado de la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 se buscó cambiar las reglas de despacho eléctrico existentes en el código de red.

Dar preferencia a las plantas de energías convencionales, principalmente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), representa un trato discriminatorio hacia la generación distribuida con fuentes renovables y a las centrales renovables respecto a otros tipos de tecnologías, señaló en entrevista exclusiva para Global Energy, Pilar Mata Fernández, Socia en el despacho Mijares, Angoitia, Cortés y Fuentes, S.C.

Con más de 20 años de experiencia en el ámbito legal de la industria de energía, Mata Fernández considera que las medidas emitidas por las autoridades energéticas de México han perjudicado los proyectos que se encuentran actualmente operando o en proceso de operación, y desincentivaron futuras inversiones, ya sea de quienes buscaban el desarrollo de proyectos o estaban a punto de iniciar la construcción de los mismos.

“Todas las medidas gubernamentales han sido impugnadas por la gran mayoría de inversionistas y en estos momentos se encuentran en tribunales. Por ahora los proyectos están protegidos con las suspensiones a la implementación de estas medidas otorgadas por los tribunales; sin embargo, hasta que no sean resueltos los juicios, no podemos saber cuál va a ser el destino o la forma en la que va a operar el sector y la afectación que estas tengan en materia de energías renovables. Desafortunadamente, en lo que esto sucede se genera desconfianza por la falta de certidumbre y seguridad jurídica”.

Lo anterior se traduce en un desincentivo para nuevas inversiones o financiamientos para que estos proyectos se sigan desarrollando, lo cual frena el impulso de las energías renovables y trunca los resultados de una Reforma Energética exitosa y bien planeada, debido a una serie de acuerdos y políticas que se basan en la ilegalidad, afirmó la especialista.

 

 

Para leer la entrevista completa, consulte la edición de Global Energy septiembre.