Iberdrola compra compañía francesa de renovables por 100 mde

0

Iberdrola cerró un acuerdo para adquirir a la empresa francesa de energías renovables Aalto PowerEnlace por 100 millones de euros. De esta manera, la compañía liderada por Ignacio Galán, que realizará inversiones récord de 10.000 millones este año, protagonizó una de las primeras operaciones corporativas en el mercado europeo desde el arranque de la crisis sanitaria.

Fundada en 2005 y con sede en Marsella, Aalto Power dispone ya de 118 megavatios (MW) eólicos terrestres operativos en Francia y cuenta con una cartera de proyectos eólicos terrestres en dicho país que suma otros 636 MW, que están en distintas fases de desarrollo.

La operación se enmarca en la apuesta de Iberdrola por fortalecer su presencia y crecimiento en energías renovables en Francia. De hecho, la compra de Aalto Power no solo aportará a Iberdrola los primeros megavatios operativos en suelo galo, sino que va a reforzar sus planes en el área de generación renovable, gracias a los proyectos que tiene la empresa y a su equipo de profesionales, con experiencia en el desarrollo de este tipo de infraestructuras.

Iberdrola ya está promoviendo en Francia el parque eólico marino de Saint-Brieuc, del que se ha hecho con el 100% del capital el pasado mes de marzo y que implicará una inversión aproximada de 2.500 millones de euros. Los 496 MW de potencia de este complejo, que comenzará a construirse en 2021, entrarán en operación en 2023, generando la energía limpia suficiente como para satisfacer el consumo de electricidad de unas 835.000 personas.

Situado en Bretaña, a unos 16 kilómetros de la costa, el parque de Saint-Brieuc contará con 62 turbinas de Siemens Gamesa, de 8 MW de potencia unitaria, que se extenderán sobre una superficie de 75 kilómetros cuadrados. Los aerogeneradores tendrán una altura total de 207 metros.

La adquisición de Aalto Power también tiene como objetivo reforzar los ambiciosos planes de crecimiento de Iberdrola en el sector de la comercialización de energía eléctrica francés, donde aspira a contar con un millón de clientes para el año 2023, por lo que la compañía española no descarta seguir haciendo compras de otras empresas del sector renovable galo en los próximos meses.