spot_img
domingo, mayo 19, 2024
18.9 C
Mexico City
InicioEspecialesColumnasLa electrificación de todo, una carrera de obstáculos en la que muchos...

La electrificación de todo, una carrera de obstáculos en la que muchos aspiramos ganar


There is no ads to display, Please add some

Por Marco Cosío , vicepresidente de Smart Infrastructure para México, Centroamérica y El Caribe de Siemens

Cada vez es más común ver cómo muchos de nuestros enseres y dispositivos tienden a la electrificación. Estufas, calefactores, calderas y vehículos, entre muchos otros, han iniciado su transición hacia fuentes de energía con menos emisiones, dejando de lado el uso de combustibles fósiles, y todo por lograr una descarbonización de la mayoría de nuestras actividades productivas para que el calentamiento del planeta no exceda los 1.5°C rumbo al año 2050.

El sector automotriz es uno de los que han tenido una mayor transición en este sentido, y muestra de ello es que de los 1,094,728 automóviles que se vendieron en México durante 2022 se registraron 51,065 unidades híbridas, eléctricas o conectables. Según las perspectivas de la Agencia Internacional de la Energía, en el escenario de políticas establecidas, el 25% de todas las ventas de automóviles nuevos serán eléctricos para 2030, en comparación con el 35% en el escenario de compromisos adicionales o el 60% en el escenario de cero emisiones netas.

Sin embargo, en este proceso también existe una verdad que no se puede pasar por alto y es que, en la medida en que aumenta la demanda de electricidad, también se están produciendo un cuello de botella para acceder a ella, por lo que se necesita urgentemente capacidad adicional para reemplazar los combustibles fósiles para su producción.

Para ilustrar la magnitud de este desafío, es preciso recordar que durante la próxima década tendremos que volver a agregar la misma capacidad de generación que nos llevó un siglo construir. Y el tiempo no juega a nuestro favor, ya que los proyectos de transmisión se han vuelto notoriamente difíciles de construir.

En este escenario la opción es actuar de manera proactiva y recurrir a estrategias inteligentes que nos permitan reducir costos y mejorar la eficiencia y capacidad de las redes eléctricas con las que contamos, y para ello el uso de soluciones digitales pueden brindarnos el soporte necesario para suplir las necesidades de mayor demanda eléctrica.

Quizás de momento no podemos disponer de más electricidad, pero la que tenemos es necesario manejarla de forma eficiente. Siemens México está jugando un papel importante en la transformación digital de la electrificación dentro de toda la región a través de soluciones digitales, al mejorar la eficiencia y capacidad de las redes eléctricas, permitiendo manejar de forma más eficiente la creciente demanda de electricidad. Además, se encuentra involucrado en la electrificación eficiente de edificios, proporcionando tecnologías que permiten optimizar el uso de energía, crear espacios más seguros y resilientes y reducir costos, contribuyendo así a la descarbonización del sector de la construcción y gestión inmobiliaria en México.

Para optimizar el uso de energía y reducir costos en edificios existen diferentes tecnologías, aplicaciones y programas. Siemens desarrolla infraestructuras inteligentes que desafían las expectativas cotidianas y la realidad de lo que suelen ofrecer los edificios. Como resultado, se contribuye activamente a la experiencia y el éxito de todas las partes interesadas acelerando la transformación digital de forma más fácil, rápida y a escala.

Los edificios representan el 40% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero al año, una cuarta parte de las cuales se produce durante la construcción. Si tenemos en cuenta que dos tercios de los edificios que conformarán el entorno construido en 2040 ya existen, será crucial descarbonizar los edificios existentes para asegurarnos de que su legado contaminante termine lo antes posible.

Aunque el profundo cambio sistémico que requiere la descarbonización puede resultar desalentador, es crucial recordar que no hay tiempo que perder y que, en principio, sabemos qué hacer. Si lo vemos de esta manera, en lo que logramos hacernos de más electricidad a partir de fuentes libres de emisiones, el ahorro de energía y su uso más eficiente son dos factores en los que debemos invertir para consolidar un suministro de energía sostenible para el futuro.

El mundo se encuentra en una década crítica para conseguir un sistema energético más seguro, sostenible y asequible: el potencial de progreso más rápido es enorme si se toman medidas enérgicas de inmediato.


Te puede interesar

Atrasos en compromisos para la transición energética

Siemens Energy anuncia instalación de 1 MW de capacidad de generación con paneles solares en México

Negocios Industriales

Relacionados

NRGI Alerta: Transición energética afectaría a Pemex y México

La organización Natural Resource Governance Institute (NRGI) ha advertido sobre el posible impacto negativo de la transición energética en Petróleos Mexicanos (Pemex) y en...

Sempra Infraestructura dona más de 7 mdp para paneles solares a la Cruz Roja Mexicana

La Fundación Sempra Infraestructura ha hecho una importante contribución a la Cruz Roja Mexicana, donando más de 7 millones de pesos para la instalación...

Frena inversiones en México la escasez de energía y agua: Coparmex

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ha alertado sobre las repercusiones de la creciente escasez de agua y energía en México, advirtiendo...