spot_img
miércoles, junio 12, 2024
20 C
Mexico City
InicioEspecialesEntrevistasReguladores fuertes garantizan precios competitivos y combaten monopolios

Reguladores fuertes garantizan precios competitivos y combaten monopolios

Las estructuras de negocio del sector energético generalmente tienen una característica muy especial que los economistas llaman «monopolio natural», el cual requiere una gran inversión para empezar a construir y operar complejos en este sector, explicó Guillermo García Alcocer, catedrático del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

«Esto hace deseable tener infraestructura grande, que permita que los consumidores tengan precios y costos menores. Sin embargo, esto va acumulando un poder de mercado que sirve para fijar precios, lo cual no favorece al consumidor. Siempre que un monopolio pueda racionar la cantidad para obtener un mayor precio, el consumidor va a pagar más y tendrá menos de lo que quiere», explicó García Alcocer en La Opinión de los Expertos, conducido por Yolanda Villegas.  

En este sentido, García Alcocer mencionó que el objetivo de los reguladores, que surgieron a principios del siglo XX, es combatir a los monopolios. De acuerdo con el catedrático del ITAM, la autoridad reguladora se ha convertido en algo indispensable en todos los sectores, especialmente en el energético. 

«Es indispensable tener a alguien que tome el lugar del consumidor frente a los proveedores y pueda ofrecer precios competitivos. No es la única función de un regulador. También da certeza a la inversión y tiene características que le permiten trascender los ciclos políticos. Así opera en todo el mundo. Esto permite tener reglas constantes». 

Dijo que los reguladores fuertes permiten que el consumidor esté mejor, al mismo tiempo que el inversionista tiene la confianza de que las reglas se mantendrán, lo cual ayuda a dar certezas. Señaló que las inversiones en este sector maduran en un largo periodo de tiempo, que va de 3 a 4 años y con una vida útil de 30 años o más.

«Si cambian las reglas a mitad del juego, tiene un impacto desfavorable en el flujo de efectivo, en la rentabilidad y en la posibilidad de satisfacer necesidades energéticas, que es el objetivo primordial de toda autoridad en el sector energético». 

Transición energética 

El catedrático del ITAM aseguró que la transición energética ha tomado un impulso destacable en los últimos años, y celebró que haya una actividad económica que busque generar menos emisiones, que se descarbonice y tenga menores repercusiones sobre el medio ambiente. 

«A principios del año 2000, la economía no buscaba ser renovable porque los costos eran muy altos. En esos años, el tema de la transición energética tenía que ver con cuál era el subsidio óptimo. Sin embargo, ha habido un cambio tecnológico importante para la reducción de los costos de producción y la eficiencia de los equipos. Para el 2010, la discusión ya no era sobre el subsidio, ahora era sobre la posibilidad de mover energía a grandes distancias. La discusión se movió hacia desarrollar mejores redes, redes inteligentes robustas que pudiesen mover la energía renovable de una zona a otra». 

Aseguró que el tema prioritario, que actualmente es el foco de atención del sector energético, es el transporte de energía. Reiteró que existen diversos elementos para impulsar la transición energética, por ejemplo las baterías, y señaló que existen áreas de oportunidad para desarrollar este esquema que beneficia al medio ambiente. 

«México tiene riqueza solar en todo su territorio. En materia eólica son muy atractivas las penínsulas mexicanas y la costa de Tamaulipas, la zona del Itsmo, la región de Oaxaca. Esa potencialidad que tiene México para desarrollar esta tecnología va a ayudar a contribuir a la emergencia climática». 

A fin de que México sea un país atractivo para la inversión en renovables, Guillermo García Alcocer señaló que es necesario tener un debate a nivel nacional sobre cuáles son los objetivos de la política pública. Señaló que es necesario poner al consumidor y a la actividad industrial y empresarial en el centro de la política energética.

«A partir de una política energética favorable se podrán generar empleos cuando los consumidores accedan a energías confiables, de calidad, amables con el medio ambiente. Además, estos proyectos requieren financiamiento, una instalación sencilla se paga en tres años. Para que se desarrollen estos proyectos se requieren reglas claras, permanentes, financiamiento, y licencia social que implique a las comunidades para colaborar con ellos». 
Finalmente, García Alcocer sostuvo que lo más importante para el sector energético mexicano es tener certeza, que las reglas de inicio de inversión prevalezcan a lo largo del desarrollo de un proyecto y que no cambien.

Negocios Industriales

Relacionados

Millfoods firma contrato con Iberdrola México para suministro eléctrico 100% renovable

Millfoods Company firma contrato con Iberdrola México para el suministro de energía eléctrica 100% renovable, destinado a alimentar su nueva planta procesadora de maíz...

AMLO insta a CFE a clarificar situación de hidroeléctricas con inversión de 20 mdd

El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió ante la reducción del 42% en la generación hidroeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), anunciando...

Schneider Electric inaugura su décima planta con una inversión de 29.4 mdd en NL

Schneider Electric y el estado de Nuevo León, la empresa en transformación digital para la gestión y automatización de la energía celebra su 25°...