Las energías renovables no son el futuro, son el presente.

0

Para que contemos con energía limpia en el futuro es necesario que las inversiones se realicen en el presente. No hay que pensar en ellas como la energía del futuro, son necesarias desde el día de hoy.

*Por: Guillermo Muñoz Diego

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció que lanzaría el primer bono soberano sustentable en México. Éste apoyaría proyectos de alto impacto enfocados en sustentabilidad, agua, salud, y cambio climático. Esto se realiza después de que países como Bélgica, Chile, Francia, Fiji, Irlanda y Países Bajos hayan hecho lo mismo. Estas iniciativas responden al apetito de los inversionistas a nivel mundial que buscan incorporar a su portafolio proyectos de esta índole.

En el último año diversas empresas y gobiernos han anunciado su compromiso por ser “cero emisiones para 2050”: 177 compañías que se han adherido a la campaña de “Business Ambition for 1.5°C — Our Only Future”, 73 países firmantes del Convenio de Cambio Climático y la Unión Europea. Incluso empresas petroleras como BP y Repsol han hecho el mismo compromiso. En su mayoría, estos compromisos solo podrán materializarse si son respaldados por inversiones, sobre todo, en energías limpias.

Finergreen, fundada en 2013 por Damien Ricordeau en Paris, tiene el objetivo central de encontrar y colocar financiamiento a proyectos de energía renovable. Su expertise en M&A y Project Finance, con más de 1,500 millones de euros ejecutados en transacciones para una capacidad total de activos de 2.5GW, los ha llevado a extender sus operaciones a más de 80 países a través de sus 7 oficinas regionales en cada continente. El año pasado, entró al mercado latinoamericano abriendo sus oficinas en la Ciudad de México.

El potencial que tienen economías emergentes es vital para lograr los objetivos del Acuerdo de Paris y mitigar los efectos del cambio climático, a través de un compromiso por África y Latinoamérica, Finergreen ha podido ser un actor importante en estas zonas geográficas. Esta boutique de asesoría financiera ha apoyado la creación de plataformas de inversión en proyectos de alto impacto en África y continúa ejecutando transacciones para el desarrollo y venta de proyectos en todos los continentes.

Su pipeline en Latinoamérica es extenso, con diversos mandatos en varios países de Sudamérica, México y el Caribe. Sus servicios incluyen asesoría en procesos de fusiones y adquisiciones, valuación de activos, levantamiento de capital y deuda, y asesoría estratégica para empresas del sector renovable. Sin duda, México es un gran mercado para el sector renovable, su alto potencial eólico y solar lo colocan entre las mejores regiones de América Latina. También, la firma reciente del T-MEC refrenda el compromiso de Estados Unidos y de los inversionistas por la economía mexicana.

Una de las razones de la falta de inversión en energías renovables en México es la incertidumbre regulatoria y la falta de información o transparencia. La especialización de Finergreen en energías renovables y su cercanía con inversionistas y bancos europeos le permiten acercar capital y deuda a proyectos de energía en Latinoamérica donde las fuentes de financiamiento son más reducidas. Sus administradores son más escépticos y conocen menos el sector que los europeos donde las energías renovables se han desarrollado desde los años 80s. Por tal motivo, el mercado necesita un asesor financiero como Finergreen; es una opción para los desarrolladores, generadores, fondos de capital y comercializadores que quieran comprometerse con el negocio, no del futuro, sino del presente.

*Guillermo Muñoz Diego es maestro la Universidad de Aberdeen (MSc Energy Economics and Finance) y licenciado por el ITAM (Relaciones Internacionales). Ha sido asesor y consultor para diversas compañías del sector energético, es miembro asociado del Energy Institute y actualmente se desempeña como M&A and Project Finance Analyst para Finergreen.

gmd@finergreen.com

Finergreen es una boutique de asesoría financiera especializada en energías renovables que, en tan solo 7 años, ha podido ejecutar ~€1,500 millones en transacciones que avalan activos por una capacidad total de 2.5GW.