spot_img
sábado, junio 15, 2024
15.7 C
Mexico City
InicioEspecialesColumnasComienza el Multiverso: Las Opciones de Combustibles Para El Futuro

Comienza el Multiverso: Las Opciones de Combustibles Para El Futuro

Por Jaime Brito Vicepresidente, Stratas Advisors.

Al menos llevamos cinco años con constantes referencias a la llamada “transición energética”, principalmente por grandes iniciativas Europeas, tanto a nivel publico como por varias empresas privadas (en su mayoría líderes en la producción energética con baja huella de carbono). El tema en sí es importantísimo – y fascinante – pero sobre todo, altamente técnico, que requiere por consiguiente comprender diferentes fuentes de energía (que se reportan en diferentes unidades), tener la capacidad de comparar entre diferentes tecnologías, diversos contenidos caloríficos de combustibles diversos, con eficiencias energéticas contrastantes, con varios grados de densidades específicas, y otros conceptos no tan fáciles de comprender para quienes no son ingenieros. No es solo hablar de substituir un barril por otro. Es un tema mucho mas complejo.

Debido a esto, desgraciadamente muchas de las fuentes tradicionales de información del mercado, varios “expertos” e incluso muchos organizadores de conferencias no han reconocido la complejidad de estos temas, y es por ello que, de repente tenemos una gran cantidad de porristas que replican historias -a veces absurdas- que hablan del fin del sector petrolero de aquí al 2025 o al 2040, cosas parecidas, sin comprender por completo de lo que hablan.

Cierto, en el largo plazo tendremos muy probablemente diferentes opciones en el menú energético, pero vale la pena definitivamente el reconocer los retos que implica esta evolución y sobre todo comprender qué tipo de transición es realista.

Vale la pena dar una revisión concisa de algunos temas detrás de esta transición. Vamos a hablar de dos casos específicos que vale la pena revisar.

Se Hace Camino Al Navegar- El Sector Marino y La Transición

Hablemos primero del sector marino, solo como antesala al sector de transporte (específicamente de autos) con el que usted está mucho más acostumbrado.

Para mover gigantescos barcos de contenedores o buque-tanques se requiere una cantidad de energía enorme, que en la actualidad se consigue quemando la parte mas pesada del barril de petróleo (el combustóleo), junto con destilados, pero que se espera que a lo largo de los años sea desplazado casi en su totalidad por combustibles alternos.

Durante el último año de hecho, este sector ha tenido especificaciones mas estrictas que reducen la cantidad de combustóleo que se quema (de alto azufre) y obliga a que se agreguen cantidades importantes de diésel, o un primo del diésel (gasóleo), el cual ayuda a reducir emisiones de compuestos dañinos para el ambiente. Pero a final de cuentas, estos son hidrocarburos. ¿Qué opciones hay para substituir a los hidrocarburos en este sector?.

La energía disponible por baterías, como las que mueven un Tesla es proporcionalmente muy “poca”, o relativamente “débil” para poder mover un buque-tanque gigantesco, tan pesado, entre China y Europa, por ejemplo. En otras palabras, se tendría que usar una batería enorme (casi de la tercera parte del tamaño del barco) para que nos ayude a la carga y distancias que requiere en gran barco. Esa opción es poco realista.

Así que, hay que buscar otras opciones en el menú de combustibles alternos para este sector.

Resulta que la energía dentro de los átomos de hidrogeno es proporcionalmente altísima, comparada con la combustión de hidrocarburos u otras formas de liberar “calorías”, así que si se logra aprovechar esta energía química, se puede aplicar a varios sectores. De esta forma, el hidrogeno como tal es una opción que serviría para el sector marino, y de hecho ya desde hace tiempo ha habido diferentes iniciativas alrededor del mundo que han construido barcos piloto utilizando hidrogeno como fuerza de propulsión.

Otra forma de aprovechar la energía del hidrogeno es la de utilizarla vía el uso de metanol, o de amoniaco: ambos compuestos químicos tienen moléculas de hidrogeno, que al romperse, liberan también energía. Por lo tanto hay también iniciativas para utilizar uno o el otro en barcos específicos, y probar al resto del mundo que los barcos pueden funcionar con amoniaco, o con metanol.

Aparte de ello, desde hace tiempo hay barcos que en lugar de quemar gasóleo o combustóleo utilizan gas natural (en su forma licuada, LNG) como combustible. También existe la posibilidad de que los barcos utilicen bio-diésel o bio-gasóleo, que se producen vía biomasa, incluyendo diferentes tipos de residuos de maderas, o aceite animal.

Y entonces, de aquí al 2050, ¿como exactamente se va a ver el consumo de energía en el sector marino mundial?. Pues con tantas opciones, resulta que lo más probable, es que sea un sector totalmente fragmentado, donde varias empresas, varias rutas, varios puertos o varios países le den prioridad al uso de hidrogeno, pero otros prefieran amoniaco, otros bio-gasóleo, y otros totalmente diferentes hayan gastado millones de dólares para infraestructura de gas natural licuado. Y con todas estas opciones, en lugar de tener precios de fletes comparables, unificados como lo que tenemos en el mercado de fletamentos actual, vamos a tener mercados fraccionados, con costos diversos, y probablemente mas altos en general para todos.

La coexistencia de varias opciones de combustibles es una gran complicación, ya que obliga a puertos, empresas (dueñas de barcos) y gobiernos a hacer grandes inversiones. Si es para reducir el cambio climático, todo vale la pena, desde luego, pero es una gran lástima que no haya habido la coordinación internacional para organizar paneles de análisis que objetivamente puedan ayudar a tomar la decisión por uno o dos combustibles alternos, antes de que las empresas y gobiernos hagan inversiones gigantescas.

Es como si usted tuviera que comprar aparatos electrodomésticos para su casa con diferente enchufe, para usarlos a diferentes voltajes. La transición genera intrínsicamente gastos altísimos que desgraciadamente van a encarecer en general el costo de todo en el mediano y largo plazo.

El Gasolinero Tradicional Tendría Que Cambiar Radicalmente

¿Y como pinta el futuro para el sector de transporte terrestre?, ¿Cómo se vería una estación de gasolina dentro de 10, 20 o 30 años?. Pues la película pinta para ser aun mas complicada que lo que describimos en el sector marino. Para la transportación vehicular también se tienen opciones de hidrogeno y biocombustibles, pero con la participación también de vehículos eléctricos.

Diferentes empresas fabricantes de vehículos eléctricos han estado produciendo enchufes diferentes, para diversos tipos de voltaje con cargas a diferentes velocidades. Muy seguramente habrá una armonización internacional, que poco a poco haga mas uniforme las opciones para el consumidor promedio, pero de entrada, el corto plazo pinta complicado.

El acceso al cobalto y muchas otras materias primas primordiales para la fabricación masiva de baterías eléctricas es bastante complicado (con países como el Congo o China concentrando la producción mundial) como para asegurar que la flota vehicular mundial pueda pasar toda a autos con baterías.

El gasolinero promedio va a tener que decidir en qué momento condicionar cargas para autos eléctricos (a un costo carísimo por cierto), al mismo tiempo que el decidir cuando se invertirá en dispensadores de hidrogeno (y de donde vendrá este hidrogeno, si de una fuente renovable cercana, o transportado desde mas lejos, por una fuente tal vez no tan ecológica como otras).

Y todo esto mientras las autoridades regulatorias de muchos países aun no emiten sus conclusiones al respecto de la transición. En algún país se podrían estar llevando a cabo inversiones gigantescas, por ejemplo para facilitar el acceso al hidrogeno, mientras que en un momento la regulación podría concluir que se diera más promoción a los biocombustibles.

Y el sector de refinación – distribución y gasolinero va a tener que gastar en infraestructura, almacenamiento y estaciones para hacer espacio para mas opciones. De aquí a los siguientes años, el gasto de capital esperado en este sector tendrá que ser, forzosamente alto, lo cual se traducirá probablemente en menos empresas (o bien en grandes subsidios). Es importantísima la toma de decisiones acertada.

¿Qué hace falta?. Información objetiva y toma de decisiones rápida. Desgraciadamente los adelantos tecnológicos han evolucionado más rápido que la burocracia mundial y las regulaciones. Además de esto, hay muchos estudios que hablan de las bondades de uno y otro combustible alterno, patrocinadas por los productores mismos, por tanto a veces parece complicado realmente tener los hechos mas objetivos a la mano, con tanto cabildeo parcial que hay en estos momentos.

Es por eso que el trabajo independiente, neutral y basado en los hechos toma mucho valor. En Stratas Advisors tenemos pronósticos de oferta, demanda, precios, flujos mundiales e impactos de mercado basados en hechos y datos reales. Recientemente publicamos un estudio que describe los retos en el mercado de autos eléctricos (donde desglosamos el tema del cobalto, por ejemplo). También tenemos cobertura para cada uno de los sectores y sus opciones a futuro, incluyendo hidrogeno, LNG, biocombustibles de todo tipo, amoniaco, metanol, etc.

Si usted no ha tenido acceso a nuestros reportes, comuníquese a Stratas Advisors para recibir los mejores pronósticos de precios y análisis.

¡Nos vemos en la próxima!

Negocios Industriales

Relacionados

Endesa recibe el distintivo «Diverse, Inclusive & Equal Company»

Endesa, empresa del sector energético, ha sido reconocida con el distintivo "Diverse, Inclusive & Equal Company" por el Club de Excelencia en Sostenibilidad. Este...

Hitachi Energy invertirá 4.5 mdd para impulsar transición energética

Hitachi Energy reveló planes ambiciosos para acelerar la transición hacia la energía limpia con una inversión adicional de $4,500 millones de dólares hasta 2027....

Inician operaciones de perforación en el yacimiento de gas Fénix

Wintershall Dea, en colaboración con Total Austral y Pan American Energy, ha iniciado las operaciones de perforación en el yacimiento de gas Fénix, ubicado...