Semiparalizada la actividad comercial en EdoMex por bloqueos, Crónica del día 4

0

El caos que se ha desatado en los días recientes, y que se profundizara de manera especial a partir de este martes, ya propició que una parte importante del Estado de México se haya paralizado en su actividad comercial.

De acuerdo con reportes de ciudadanos en redes sociales y corresponsales de medios digitales, la actividad comercial en municipios como Cuautitlán Izcalli, Coacalco, Tultitlán, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Coatepec, Aculco, Nezahualcoyotl, Toluca, Huehuetoca, Ixtapan de la Sal, Nicolás Romero, Otumba, Tecámac. Tepotzotlan, y varios más, permanecen con una bajísima actividad comercial.

En todos estos municipios y varios más, se han cerrado parcialmente o en su totalidad varios mercados, centros y tiendas comerciales, gasolinerías y todo tipo de locales de cualquier tamaño.

El caos es la causa principal de lo que sucede en estos momentos, traducido ya en especulaciones y temores por posibles ataques de bandas delincuenciales que pudieran aprovechar estos momentos.

La preocupación principal se centra en los efectos de desabasto que ya también empiezan a registrar algunas comunidades, ante el cierre de caminos y carreteras más la falta de combustible en las centrales de despacho.

Este miércoles nuevamente los bloqueos carreteros afectan a la entidad y algunas de las principales vías de comunicación con la capital del país.

Algunos de los municipios afectados como Cuautitlán Izcalli, Tultitlán y Ecatepec, son no solamente grandes centros poblacionales, además figuran como sedes de empresas de logística y distribución de productos de diversa índole.

Hoy varias empresas y parques industriales resultan igualmente afectados en su actividad, lo que impide el abasto y distribución en centros poblacionales.

Hoy se cumplen cuatro días, los mismos que lleva el año en curso, de las protestas desatadas tras el aumento de entre 15 y 20 por ciento al precio de la gasolina. Las protestas y bloqueos se han profundizado y el descontento social sube de tono día con día, al grado de que ya se registran saqueos de tiendas en algunos municipios.