Mantenimiento y terminación de obras en proceso, propuesta de López Obrador ante ingenieros

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que durante su sexenio se dará mantenimiento a las obras abandonadas a lo largo de la República Mexicana, al tiempo que se terminarán proyectos en proceso de construcción, como el Tren México-Toluca, donde ya se tiene una inversión de 30 mil millones de pesos.

En el marco del foro “Ingeniería es soberanía”, donde participaron la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, la Academia de Ingeniería de México y el Colegio de Ingenieros Civiles de México, López Obrador mencionó que no se construirán nuevos hospitales hasta terminar con los 56 abandonados en todo el país. 

“Mantenimiento y terminación de obras en proceso, que nos va a implicar bastante trabajo y va a demandar muchos recursos, porque hemos hecho inventario de obras abandonadas en el país y son muchas de todo tipo, y tenemos que terminar estas obras en el sexenio”, afirmó.

En el caso particular del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) pidió a las instituciones analizar al menos tres de las propuestas que plantea su grupo de ingenieros, encabezado por Javier Jiménez Espriú, para que den a conocer su dictamen el 15 de septiembre de este año, y posteriormente se realice una consulta a la ciudadanía.

Dichas propuestas consisten en continuar con la obra en Texcoco, detener la construcción y acondicionar dos pistas en la base de Santa Lucía, y seguir con el Aeropuerto Internacional Benito Juárez disipando la obra, es decir, entregando una concesión para que inversionistas terminen la construcción.

““Es una asesoría de primera y una vez que se haga la consulta, con el resultado en la mano, por ahí nos vamos. Quiero que conozcan las acciones y que ustedes, primero, nos digan qué opción es la mejor para el país”, manifestó.

Asimismo, resaltó que durante su gobierno se dará prioridad a los acuerdos con empresas mexicanas, y que en los casos en los que se trabaje con compañías extranjeras se hará con aquellas que sean de países en los que no haya corrupción.

“Cuando tengamos que llevar a cabo acuerdos con éstas vamos a procurar que sean de países cuyos gobiernos se caractericen por la honestidad. No queremos que se siga contaminando con sobornos la vida pública de México”, subrayó.