Pemex despilfarró al importar gasolina el año pasado: ASF

0

El año pasado a Pemex Transformación Industrial (PTRI) le salía hasta 61 por ciento más barato producir gasolinas que importarlas, pero no aprovechó esta oportunidad, según un análisis de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El documento detalla que los costos de producción de gasolinas Magna fueron 61.1 por ciento menores a los de importación, mientras que la Premium fue 56.2 por ciento más bajos, y el diesel 61.5 por ciento.

“Ante ese escenario, fue más barato producir la gasolina que importarla; sin embargo, PTRI no logró capitalizar la oportunidad que ofreció el contexto internacional”, señaló la Auditoría en la segunda etapa de Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016.

En cambio, Pemex optó por importar 60 por ciento de la demanda total de gasolinas y 44 por ciento de la de diesel, ante la caída en la producción de sus seis refinerías.

La baja eficiencia operativa del Sistema Nacional de Refinación (SNR), resaltó, impidió que cumpliera sus metas de producción nacional, lo cual influyó en que la subsidiaria registrara una pérdida neta total por todas sus operaciones de 62 mil 486 millones de pesos.

La ASF detalló que de 2012 a 2016 los costos de producción de gasolinas y diesel mostraron una tendencia a la baja.

El costo de producción de la Magna bajó 47.1 por ciento, de la Premium 36.7 por ciento y del diesel 45 por ciento, principalmente a raíz de la caída de 65.1 por ciento en el costo por barril de petróleo crudo.

El aumento en el precio del dólar también influyó que en que los costos de importar gasolinas aumentaran hasta 39.9 por ciento, como ocurrió en el caso de la Magna.

“Las deficiencias operativas presentadas en el SNR han limitado la rentabilidad de la línea de negocios de la empresa y pueden constituir un obstáculo para que participe de manera competitiva en el mercado abierto”, menciona el reporte.

La Auditoría destacó que aunque Pemex contribuyó al abastecimiento de gasolinas y diesel para la demanda del País, no lo hizo de manera rentable ni logró revertir el decremento en la producción nacional de combustibles.

Sólo logró cubrir con producción nacional 37.7 por ciento de la demanda de gasolinas y 55.9 por ciento de la de diesel.