Ordeña de ductos provoca pérdidas por $46,000 millones de pesos, asegura diputado

0

Para evitar la instalación de tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), y con ello el robo de hidrocarburos, el diputado perredista David Jiménez Rumbo propuso exhortar a la productiva del Estado, a la Procuraduría General de la República y a las secretarías de Energía, de la Defensa Nacional y de Marina, así como a la Policía Federal, a reforzar acciones de seguridad, supervisión, control y vigilancia internas.

Indicó que los derrames de hidrocarburos en instalaciones de Pemex, son producidos por falta de mantenimiento en la red nacional de ductos y por la colocación de dispositivos denominados tomas clandestinas, lo que origina daños humanos, ecológicos, materiales y económicos.

Jiménez Rumbo sostuvo que el esfuerzo de Pemex con otras instituciones de seguridad no es suficiente para combatir el robo de hidrocarburos, pues esta situación ha ido en aumento, lo que representa pérdidas económicas millonarias para los mexicanos. “Cada vez que roban combustible, no sólo cometen un delito, sino también ponen en peligro la seguridad nacional, pues se genera mayor riesgo de fuga o incendio y expone a la gente que vive en comunidades aledañas a las instalaciones de Pemex”, aseveró.

Mencionó que su propuesta se enfoca en proteger la integridad física de los habitantes de las zonas limítrofes a la red nacional de ductos de Pemex; evitar desastres ecológicos; proteger el patrimonio de todos los mexicanos, y evitar pérdidas millonarias a través de inversiones en seguridad y mantenimiento.

También propuso que el gobierno mexicano inicie una campaña de estímulo e impulso de la denuncia ciudadana respecto al robo y compra-venta ilegal de hidrocarburos. Asimismo, solicitó a Pemex Refinación resguardar y equipar con tecnología especializada las válvulas que aún no se encuentran protegidas, así como realizar labores de mantenimiento preventivo y correctivo dentro de la red nacional de ductos, para garantizar la seguridad y prevenir pérdidas humanas y materiales, así como desastres ecológicos.