Industria química sin crecimiento en los últimos 25 años: ANIQ

0

En los últimos 25 años la industria química de México ha estado sin crecimiento, dijo Miguel Benedetto, director general de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) y exalumno de la Universidad Iberoamericana. En su charla Benedetto comentó que cuando se inició el desarrollo de la industria petroquímica en México ésta tenía 1.5 por ciento de participación en el Producto Interno Bruto (PIB), que se incrementó hasta 10 por ciento en los años de bonanza, a finales de los ochenta del siglo pasado; y a partir de esa época sólo se ha tenido un decremento importante de la participación de la industria en el PIB; la última, del año 2013, de 1.4 por ciento.

Publicado por UIA

 

En los últimos 25 años la industria química de México ha estado sin crecimiento, dijo Miguel Benedetto, director general de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) y exalumno de la Universidad Iberoamericana.

Así se pronunció en la plática sobre el panorama actual de la industria química en México, que ofreció durante el desayuno organizado por la Asociación de Egresados de Ingeniería Química de la Ibero para conmemorar el 70 Aniversario del Departamento de Ingeniería y Ciencias Químicas de esta universidad.

En su charla Benedetto comentó que cuando se inició el desarrollo de la industria petroquímica en México ésta tenía 1.5 por ciento de participación en el Producto Interno Bruto (PIB), que se incrementó hasta 10 por ciento en los años de bonanza, a finales de los ochenta del siglo pasado; y a partir de esa época sólo se ha tenido un decremento importante de la participación de la industria en el PIB; la última, del año 2013, de 1.4 por ciento. A partir de esto, y si se analiza cuáles son las principales potencias (económicas) en el mundo, en todas coincide que la industria química tiene al menos una participación entre 4.5 y 5 por ciento de su PIB. “Una correlación importante entre desarrollo económico y la industria química. Y nosotros (México) lamentablemente no hemos logrado esos niveles, que sí tuvimos a finales de los ochenta y principios de los noventa”.

El  egresado de la Licenciatura en Ingeniería Química de la Ibero agregó que el gran problema en México es que su industria química no ha crecido como tal en los últimos años, pese a que el consumo nacional aumentó de manera sostenida a tasas de 6.5 y 7 por ciento, y “la gran pena que hemos tenido es que ese crecimiento no lo hemos podido aprovechar”. Y es que el crecimiento que ha pasado en los últimos años de 18 mil millones de dólares a 37 mil millones de dólares, se ha tenido que atender con importaciones, por lo que, aseveró, “hemos desaprovechado la oportunidad histórica para desarrollar una industria que tiene todo para estar en las primeras del mundo”.

Al respecto, recordó que en los años ochenta del siglo pasado México era la séptima industria petroquímica del mundo, y hoy es la 21, al ser rebasado por países que no tienen gas, ni petróleo y que importan la materia prima, e incluso así son más productivos. Añadió que 70 por ciento de los productos petroquímicos que se consumen en México son importados, es decir, sólo fabrica 30 por ciento la industria petroquímica nacional, que es la mayor proveedora de insumos para diferentes ramas industriales, como la automotriz, textil, agricultura, empaques y otras más de 40 que abastece. Otro tema que no se está materializando es la relación de la producción del petróleo con la capacidad de refinación.

“El gran negocio hoy no es tanto la producción de petróleo, sino transformar éste en los diferentes derivados, que le pueden dar hasta cinco veces su valor original al petróleo”. Por ejemplo, la producción de Exxon, Chevron y Pemex es muy similar. Pero la capacidad de refinación en la primera es de cinco, en la segunda de dos y en Petróleos Mexicanos de 1.3; o sea, “sacamos el petróleo, se vende ese petróleo, pero no se le da valor agregado, y por lo tanto, hoy se desaprovecha una gran oportunidad”.

Por último, Benedetto comentó que en el año 2002 con una inversión de 63 mil millones de pesos se podían obtener tres millones de barriles como producción. En 2014, para obtener dos millones y medio de barriles diarios, fue necesario invertir 360 mil millones de pesos, es decir, que dejó de ser atractivo invertir grandes cantidades de dinero, al no tener una rentabilidad importante. 70 Aniversario de ICQ La plática de Miguel Benedetto fue el colofón del desayuno de egresados realizado para conmemorar el 70 Aniversario del Departamento de Ingeniería y Ciencias Químicas (ICQ) de la Ibero, que tuvo como antecesor a la Facultad de Química Berzelius (FQB), del Centro Cultural Universitario (hoy Universidad Iberoamericana).

Al convivio se dieron cita alrededor de 150 exalumnos de las carreras de Ingeniería Química, Química Farmacobiológica y Química, licenciaturas que se ofrecieron a partir de 1945, año en que se fundó la FQB, el 7 de marzo. Entre los asistentes se contó con la presencia del IQ. Javier Ochoa Godoy, primer alumno inscrito a la Facultad de Química Berzelius, quien en reconocimiento recibió la Medalla San Ignacio de Loyola, que le entregaron el Dr. Jorge Ibáñez Cornejo, director del Departamento de ICQ; la Dra. Patricia Espinosa Gómez, directora de la División de Ciencia, Arte y Tecnología, y el Mtro. José Luis Cocho, presidente de la Asociación de Egresados de Ingeniería Química de la Ibero.