Crean sistema para monitoreo y alerta de gases tóxicos

0

Para prevenir accidentes y enfermedades laborales, la Ley Federal del Trabajo consigna la obligación del patrón de instalar y operar las fábricas, talleres, oficinas, locales y demás lugares en que deban ejecutarse las labores, de acuerdo con el reglamento y las normas oficiales mexicanas en materia de seguridad, salud y medio ambiente. Con la finalidad de ofrecer una innovadora solución a las empresas, el doctor Roberto Parra y el doctor Gibrán Alemán, investigadores del Centro del Agua para América Latina y el Caribe del Tecnológico de Monterrey, desarrollaron un sistema de monitoreo capaz de vigilar la emisión de gases de efecto invernadero que se generan en la industria, como lo son el dióxido de carbono, el metano y el ácido sulfhídrico.

Publicado por ITESM

 

Para prevenir accidentes y enfermedades laborales, la Ley Federal del Trabajo consigna la obligación del patrón de instalar y operar las fábricas, talleres, oficinas, locales y demás lugares en que deban ejecutarse las labores, de acuerdo con el reglamento y las normas oficiales mexicanas en materia de seguridad, salud y medio ambiente.

Con la finalidad de ofrecer una innovadora solución a las empresas, el doctor Roberto Parra y el doctor Gibrán Alemán, investigadores del Centro del Agua para América Latina y el Caribe del Tecnológico de Monterrey, desarrollaron un sistema de monitoreo capaz de vigilar la emisión de gases de efecto invernadero que se generan en la industria, como lo son el dióxido de carbono, el metano y el ácido sulfhídrico.

“El sistema fue diseñado por un equipo multidisciplinario, para el cual fue necesario realizar modelaciones del perfil hidrodinámico y de composición de gases. Esto nos sirvió como base para determinar los rangos de operación del sistema de monitoreo, generar un prototipo y validar su funcionamiento de manera experimental”, compartió el doctor Parra.

Tecnología mexicana de alto valor

Este proyecto surgió a raíz de la colaboración que realizó este grupo en un trabajo de investigación para el tratamiento de un producto de desecho de la industria tequilera, donde se logró monitorear la composición de gases en su salida; además de que el mismo sistema también permite monitorear el pH y la temperatura de los mismos.

“En primera instancia el sistema de monitoreo fue diseñado para la cuantificación de producción de biogás durante el tratamiento anaeróbico de vinazas tequileras. Gracias a que en este proceso se logró validar la tecnología desarrollada y la operación del reactor, estamos integrando todo un proceso a través de un sistema de electrocoagulación un reactor anaeróbico acoplado a un sistema de monitoreo y un software, permitirán tratar los efluentes de las tequileras y al mismo tiempo generar bioenergía”, compartió el investigador.

 Por otro lado, el sistema de monitoreo posee un gran potencial para evitar fugas de gases explosivos, ya que tiene como característica el permitir cuantificar en tiempo real la concentración de diferentes gases y emitir alertas a distancia en caso de que haya peligro. Esta característica hace de este sistema único en su tipo y de gran valor para garantizar la seguridad de todos los actores involucrados en el proceso.

Vinculación con empresas

Este sistema se estuvo desarrollando en conjunto con el ingeniero Efraín Maldonado, director de la empresa Safe Environment y de Guillermo Vega, director de SELFTEC S.A. de C.V. y con fondos del CONACYT. En el laboratorio se desarrollaron protocolos de cuantificación de gases, es decir, también fue un trabajo muy arduo para desarrollar todas las metodologías de validación de los gases, y poder definir la composición exacta de cada uno.

Para lograr la realización de este desarrollo se contó con la colaboración de especialistas variados en áreas tan diversas como química analítica, biotecnología, bioprocesos, ingeniería y diseño, modelación y simulación, todo acoplado y trabajado paralelamente a la construcción misma del equipo.

“Este es un trabajo de integración excepcional, en donde se marchó a la par en muchísimas áreas de conocimiento y como producto final, se logró crear un sistema de gran valor para la industria, para la seguridad de los trabajadores y para el medio ambiente”, finalizó el doctor Parra.