Archivo: Luis Vielma presenta su novela Chapopote ante estudiantes de ingeniería

0

Luis Vielma Lobo, autor de Testigo de mi tiempo y Momentos y opiniones, presentó ante estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, su más reciente esfuerzo literario: Chapopote, una ficción de la historia petrolera de México.

El pasado lunes 30 de octubre, Luis Vielma Lobo, experto en el tema de los hidrocarburos, director general de CBM y columnista de este diario, presentó su novela Chapopote, en el auditorio Javier Barros Sierra, en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, ante un entusiasmado público.

La novela describe el desarrollo de la industria petrolera en nuestro país, mezclando elementos de la realidad y la ficción. En palabras del autor: “Chapopote es una ficción del petróleo en México. Narra la vida de diversos personajes y momentos significativos que marcaron los inicios de la actividad petrolera en México rural de finales del siglo XIX. Cuando el petróleo comenzó a brotar de la tierra en chapopotes naturales, los primeros hicieron su mejor esfuerzo por aprovechar ese recurso, mientras enfrentaban circunstancias familiares e históricas en medio de las cuales se fue formando la industria petrolera nacional”. Chapopote es el tercer ejercicio literario de Vielma, y en donde pudo ejercitar de manera más extensa y apasionada sus herramientas narrativas; ya que Chapopote, a diferencia de sus dos anteriores libros, Testigo de mi tiempo y Momentos y opiniones, aunque también hablan sobre el petróleo, no tienen una estructura narrativa y literaria, incluso histórica, como Chapopote.

Éste libro retrata de una forma más precisa y más rica el panorama petrolero de México, desde que éste iniciara a finales del siglo XIX, pasando igual por la etapa de las trasnacionales, su nacionalización, hasta los sucesos más importantes de la historia reciente como los descubrimientos de Cantarell y la Sonda de Campeche, en los años sesenta. En palabras del autor, el libro está dedicado en su entereza a los jóvenes, y especialmente a aquellos interesados en la historia y el desarrollo de la industria petrolera en México; aquellos que están estudiando ingeniería petrolera. Para el autor, estos jóvenes son una fuente de inspiración, y a juzgar por el entusiasmo de los jóvenes durante la presentación, también el autor es fuente de inspiración para ellos.

El autor, durante la presentación, resumió en pocas palabras el marco histórico que contiene la narración de Chapopote: el libro, dijo, inicia con la llegada de los primeros empresarios y exploradores extranjeros, sobre todo estadunidenses e ingleses; cómo hicieron sus primeros hallazgos, y todos los hechos que los llevaron a iniciar la industria. Transita después por las circunstancias que rodearon a la creación de Petróleos Mexicanos, las pugnas sindicales que imperaron en todas las industrias productivas, como la eléctrica, incluso la ferrocarrilera y la de telefonía, para culminar en sucesos de importancia capital para la historia no solo de la industria, sino del país mismo: como la consolidación del Sindicato de Trabajadores Petroleros.

La charla entre los jóvenes y al autor fue nutrida y emocionante. Entre los consejos que ofreció el autor a los muchachos, se encuentran, aprender el idioma inglés, aprender a consolidar un pensamiento crítico: observar, reflexionar, escribir, comprobar. Y les recordó a los jóvenes la importancia de su participación político-histórica: “el país los necesita”, dijo Vielma. Además, ofreció el libro gratuitamente para aquellos jóvenes que no pudieran pagarlo, y admitió tres becas a estudiantes de último año a través de la Fundación Chapopote.

La presentación finalizó con un encuentro entre los presentes, acompañado de bocadillos y bebidas. Se recordó en este tiempo, que el libro está disponible en una buena parte de las librerías del país: las del Fondo de Cultura Económica, Educal, Gandhi, El sótano, incluso en Amazon.

Eduardo Medina