Aprueba CNH plan para maximizar factor de recuperación en Tabasco

0

En el marco de su 45 Sesión Extraordinaria, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó por unanimidad el Plan de Desarrollo para la Extracción y el Programa de Trabajo presentado por ENI México, mientras que la propuesta de acuerdo relacionada con el Presupuesto por parte del contratista fue aprobada por mayoría de votos.

Como consecuencia de la segunda licitación de la Ronda 1, ENI ostenta un contrato de producción compartida con una vigencia de 25 años, suscrito el 30 de noviembre del 2015 y con fecha de finalización para el 30 de noviembre del 2040, con la opción de solicitar dos periodos adicionales de cinco años cada uno.

 

El Área Contractual 1 comprende tres campos descubiertos previamente por Pemex: Amoca, Miztón y Tecoalli, ubicados en las costas de Tabasco, con un tirante de agua entre 10 a 40 m.

Por ello, con el objeto de maximizar el factor de recuperación de forma acelerada, integral y completa, el Plan de Desarrollo contempla la puesta en operación de dos etapas: producción temprana y desarrollo completo.

La etapa de producción temprana tiene previsto iniciar a partir del primer trimestre del 2019 con la construcción de un poliducto que transportará la producción obtenida (8,000 barriles por día) del campo Miztón, y concluirá en el cuarto trimestre del 2020.

Mientras que para el cuarto trimestre del 2020 se implementará la estrategia de desarrollo completo con la puesta en marcha del artefacto naval FPSO, con una meta de producción máxima de 90,000 barriles por día provenientes de forma conjunta de los campos Miztón y Amoca.

“Se implementaría por primera vez en el país, excluyendo a Pemex, un Floating Production Storage and Offloading (FPSO), un barco de proceso en el que se almacena el hidrocarburo y que sirve para su venta final a través de la exportación de hidrocarburos”, señaló el licenciado Sergio Pimentel Vargas, comisionado de la CNH.

A su vez, el objetivo del plan incluye la construcción de infraestructura dentro y fuera del área contractual, con un costo total de 7,496 millones de dólares, para recuperar un total de 345.8 millones de barriles de aceite y 221.6 mil millones de pies cúbicos de gas.

Con este proyecto la utilidad operativa a favor del Estado es de 12,758 millones de dólares (92.3%), mientras que para ENI es de 1,066 millones de dólares (7.7%).

Cabe señalar que el contratista incrementó la cifra de reservas a extraer de 121.6 que se tenía en la estimación inicial a 412.5 millones de barriles de petróleo crudo equivalente; lo que representa un incremento anual de 300% del volumen de recursos a extraer.

“El FPSO es una instalación industrial costa afuera, un barco con una capacidad industrial de procesamiento y almacenamiento, y es el primero que se desarrolla con un elevado contenido nacional a partir de estos contratos que se han adjudicado.

“Hablando de aguas profundas, este tipo de contratos costa afuera van a necesitar este tipo de instalaciones marítimas, lo cual abre la posibilidad y será un detonante para el resurgimiento de nuestros astilleros y de nuestra capacidad industrial”, destacó Juan Carlos Zepeda, comisionado presidente de la CNH.

 

Por Juan José García