Entrevista con Leopoldo Rodríguez, presidente de la AMDEE

0

Aunque es cierto que México tiene un largo historial implementado soluciones basadas en energías renovables, la entrada en vigor de la Reforma Energética ha impulsado su crecimiento. Ahora nuestro país se ha convertido en protagonista y los proyectos a futuro incrementarán su participación. Leopoldo Rodríguez, presidente de la Asociación Mexicana de Energia Eólica, nos amplia el panorama.

¿Cuándo Se formó la AMDEE y cuál es su principal función?
La AMDEE se formó en el año 2005, empezó un grupo que buscaba que existiera el marco legal y regulatorio para que se pudieran hacer proyectos con esta tecnología. Tenemos más de 100 miembros conformados por desarrolladores, fabricantes de equipos, proveedores de servicios, operadores y gente que hace el mantenimiento. Con proveedores de servicio me refiero a servicios financieros y de consultoría ambiental.

¿Desde cuando existen parques eólicos en nuestro pais?
El primer parque se construyó en 1994, el primer proyecto mayor data del 2006 y fue una central de la CFE. A partir de ahí consistentemente se ha estado incrementando año con año la capacidad, hasta llegar a lo que tenemos hoy que son 4mil megawatts (MW). En contexto son 4mil de los 74mil que tiene el país como capacidad instalada.

“Desde que inició el desarrollo en el 2006 tenemos instalados 4mil MW, con esto México se ubica en el lugar número 18 en el contexto mundial”

¿Cuál es el porcentaje de los parques eólicos localizados en tierra comparado con los que son construidos cerca de las costas?
En México no hay ningún proyecto en el mar, todos están en tierra. El recurso de viento en México tierra adentro es muy rico, la verdad es que construir en el mar, cuando menos, es 40% más caro, por lo cual todavía no es justificable. Además, tenemos de los dos lados el problema de fuertes huracanes, lo que es una complicación importante.

De Ias partes que componen un aerogenerador ¿qué porcentaje o elementos son fabricados en México?
Esperamos que en los próximos cinco años se vaya a triplicar lo que hoy tenemos, entonces eso va a justificar que se fabriquen cosas en el país. Todo lo que son cables, obra civil y transformadores si se puede suministrar desde México; de las maquinas en si estos últimos años hemos empezado a ver cada vez más producción, de algunos complementos. No esperamos que muy pronto se fabrique por completo una máquina, pero si hay fábricas de algunos de los componentes más grandes, como las torres de acero y concreto, y aspas. Hay una fábrica que las está construyendo y probablemente venga una más.

“Necesitamos muchos mecánicos; ingenieros eléctricos, químicos, mecatrónicos y técnicos también”

¿Qué se requiere en materia de infraestructura o capital humano para que el 100% de una turbina sea de origen nacional?
México tiene muchas de las capacidades en terrenos afines, fabricar una turbina requiere muchos componentes mecánicos, que coincide con industrias en las que México es muy fuerte, como la industria automotriz o aeroespacial y el conjunto del sector energético. A mi me preocupa un poco que se han empezado a generar en algunas universidades “carreras de moda”, como ingeniero en energía eólica e ingeniero en energía sustentable en donde les dan una embarradita pero no profundizan. Necesitamos muchos ingenieros mecánicos; ingenieros eléctricos, químicos, mecatrónicos y técnicos también; tanto para operación como el desarrollo. Para la manufactura de partes afortunadamente tenemos una gran solidez en estas industrias a fines

¿Cuál ha sido la respuesta de la gente ante la construcción de un parque eólico cerca de sus poblaciones, existe resistencia de su parte por desconocimiento del cómo funciona la energía eólica y sus beneficios?
Es muy variado y depende mucho de la región, en el norte del país han sido bienvenidos los proyectos. Desafortunadamente si se ha generado una serie de mitos, hoy en día una de nuestras tareas fundamentales es tratar de difundir con hechos y fundamentos las realidades.

¿Cuál ha sido el balance en lo que llevamos del 2017?
Desde que inició el desarrollo en el 2006 tenemos instalados 4mil MW, con esto México se ubica en el lugar número 18 en el contexto mundial. En este año esperamos que sigan instalándose los proyectos, en las subastas que convocó el gobierno el año pasado se definieron proyectos por más de 2mil MW y en los próximos días se va a definir una tercera subasta. Tenemos proyectos asegurados para los próximos 2-3 años, esperamos que de aquí al 2022 probablemente los 4mil MW actuales se tripliquen. El balance es muy positivo, aun cuando a principios del año pasado algunos dudaban que el precio de la electricidad ofrecida seria accesible, se demostró que podemos ofrecer energía más barata que cualquier otra fuente convencional.

“Algunos dudaban que el precio de la electricidad ofrecida sería accesible, se demostró que podemos ofrecer energía más barata que cualquier otra fuente convencional”

Es su opinión ¿El marco regulatorio actual es el adecuado? ¿Qué más se requiere en materia de gobierno para un mayor crecimiento del mercado eólico?
Estamos en medio de una muy profunda transformación de nuestro sector eléctrico, pasamos de un mercado regulado a uno abierto y competitivo. Todavía es muy temprano para calificar el nuevo entorno, sobre todo porque tiene pendientes elementos que tienen, ya no digamos que implementarse, sino definirse. Yo diría que el balance va muy bien, el éxito que hemos visto con las subastas es contundente, positivo y bien visto dentro y fuera del país. Pero sin duda aún hay grandes retos en materia de transparencia, reglas que tienen que definirse y ajustes que se deben de hacer. El marco jurídico que se ha desarrollado, si consideramos que en las subastas prácticamente la mayoría de la energía asignada se adjudicó a proyectos eólicos o solares, quiere decir que si está funcionando para estimular estos proyectos.

¿Qué estados del país están más avanzados en cuanto a implementación de soluciones eólicas?
México nunca ha otorgado subsidios a este tipo de tecnologías, por lo tanto, tienen que implementarse proyectos que deben ser competitivos; las condiciones del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, eran hasta hace unos siete años las únicas que permitían lograr ese objetivo. Hoy la tecnología evolucionó y permitió con máquinas más grandes y eficientes capturar vientos de menor intensidad, pero muy constantes. Hoy tenemos proyectos operando en diez estados y el próximo año esperamos que sean catorce, para el 2020-2022 esperamos llegar a los 12mil MW con proyectos en cuando menos 17 estados.

¿Cuáles son las expectativas de la asociación ante las renegociaciones del TLCAN?
Tecnológicamente este sector ha dependido más de países europeos que del área de Norteamérica, en cuanto a financiamiento y participación de firmas de ingeniería si tenemos una participación de esa área. Como país que el tratado no se ratifique nos va a afectar, a todos por igual, en el sentido de que pudiera disminuir el crecimiento del país y en consecuencia la demanda de energía, creo que no por un largo periodo porque creo que somos capaces de recuperarnos, pero si se cae la demanda de electricidad pudiera retrasar algunos proyectos. Cambios importantes en el tratado no deberían afectar debido a que no hay una dependencia directa.

¿Cuál es el mayor reto que encara la AMDEE de aquí al 2020?
Que la oferta eólica se mantenga competitiva, lo digo porque competimos con la solar fotovoltaica, uno de nuestros grandes retos es demostrar nuestros valores agregados, como la aportación en la tarde y noche en donde la energía es más valiosa. Otro reto muy importante es lograr una armonía en el aspecto social, afortunadamente vamos creo que vamos encaminados hacia una mejora en ese sentido. Otracosa importante es impulsar la expansión de la red de transmisión eléctrica, dado que el recurso eólico se concentra en ciertas zonas del país hay que mover esa energía hacia los centros de consumo y hoy en día se están saturando las líneas de transmisión, se necesita robustecerla y expandirla. El poder contar con una red de transmisión robusta nos permite intercambiar flujos de una zona a otra del país, coordinar todo esto bajo perspectivas regionales y nacionales es otro de los grandes retos que tenemos.

Juan Manuel Ponce