Crecimiento exponencial en energía solar, inexplicable sin reforma energética: Héctor Olea

La entrevista completa se publicará en la siguiente edición de Global Energy.

Existe todo un marco regulatorio que es propicio a estas inversiones, que dan certidumbre, pero además es propicio porque el país está creciendo en materia eléctrica al 3-4 por ciento anual.

Con más de veinte años de experiencia en el sector energético mexicano y cuatro años en la presidencia de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex), el doctor Héctor Olea es una voz autorizada para hablar sobre los retos y oportunidades de la reforma energética emprendida en este sexenio.

En entrevista con Global Energy, Olea Hernández aseguró que el crecimiento exponencial que se vive en el ramo de la energía solar no puede explicarse sin la reforma energética, que ha promovido el uso de las energías renovables y la diversificación hacia fuentes de energía alternativas.

Asimismo, brindó un panorama del país de cara a las próximas elecciones del 1 de julio y analizó las propuestas de los candidatos en materia energética, quienes, en su opinión, han ofrecido una perspectiva general de sus acciones durante el periodo de campañas, pero que quien gane deberá profundizar una vez que haya obtenido la Presidencia.

Entre 2018 y 2020 se estima la instalación de 5,820 MW de capacidad únicamente en el sector solar

¿Cómo evalúa el papel de Asolmex en el ramo energético?
Asolmex surge en un momento clave porque la industria solar en México inicia formalmente con la inauguración del primer Parque Solar Fotovoltaico en 2013; antes prácticamente la industria solar era inexistente, entonces la Asociación llena un vacío muy importante en un momento clave, que es el surgimiento de una nueva actividad económica en el país.

Creo que fue fundamental el momento histórico en el que se detona una nueva industria en México al momento en el que surge Asolmex para aglutinar todos estos esfuerzos y poder representar los intereses de esta nueva industria no solamente ante las autoridades, sino también ante la representación del público en general, de tener ya una industria organizada en un momento donde prácticamente iniciábamos labores.

¿Cómo ha evolucionado y se ha beneficiado la industria fotovoltaica de la tecnología de otras industrias para su crecimiento en México?
La tecnología es universal, el momento disruptivo de la tecnología ha sido su reducción de costos, porque la tecnología fotovoltaica se conoce desde hace mucho tiempo, varias décadas para atrás, pero lo que ha cambiado en el mundo ha sido el costo, y de eso se ha beneficiado mucho México porque aunado al recurso solar que tenemos ha permitido un amplio desarrollo.

Lo que ha sido también bastante disruptivo y que ha beneficiado mucho a la expansión de los proyectos solares en México ha sido precisamente la reforma energética; eso es lo que le da el impulso fuerte en los últimos años a que detone una industria próspera y ya muy bien establecida de energía solar.

Creo que a todos nos sorprende, empezando por mí mismo, este crecimiento exponencial que estamos viendo en energía solar, y no se puede explicar este crecimiento sin entender que la reforma energética promueve el uso de las energías renovables, promueve la diversificación energética hacia estas fuentes alternativas de energía y crea todo un marco regulatorio propicio a la inversión privada que simplemente antes de la reforma era muy limitado.

“El reto para el gobierno es enorme, tiene que modernizar las redes de transmisión y distribución y además ver que la generación acompañe a la demanda; ese reto el gobierno solo no lo puede hacer, y por eso es esta reforma energética, donde el sector privado acompaña al sector público en la provisión de estos servicios”

¿Cuál es la perspectiva de Asolmex en infraestructura y nuevos proyectos para el próximo sexenio?
La vemos muy buena porque hay todo un marco regulatorio que es propicio a estas inversiones que dan certidumbre, pero además es propicio porque el país está creciendo en materia eléctrica al 3-4 por ciento anual. Entonces si ves las necesidades que requiere un país que su economía está creciendo y por lo tanto su demanda eléctrica también es creciente requieres ir llenando esa brecha entre oferta y demanda.

No se puede parar la generación y la capacidad eléctrica, tiene que ir a la par de la demanda, y si vemos que la demanda está creciendo tenemos que crecer incluso mucho más rápido que esa demanda.

Sí vemos que hay necesidades importantes por la demanda nueva que se está generando, pero también por la obsolescencia de la planta de generación actual; hay plantas que se están retirando porque ya son obsoletas, son muy costosas, se tienen que retirar y ahí dejas un hueco.

Entonces es por los dos lados: por el crecimiento natural de la demanda eléctrica pero también por la sustitución de tecnologías ya obsoletas; estamos viendo que se requerirá un crecimiento muy importante de la generación hacia el siguiente sexenio. Ahí hay que añadirle que hay que ponerse al corriente en sistemas de transmisión, porque también tiene serias deficiencias, y en sistemas de distribución.

El reto para el gobierno es enorme, tiene que modernizar las redes de transmisión y distribución y además ver que la generación acompañe a la demanda; ese reto el gobierno solo no lo puede hacer, y por eso es esta reforma energética, donde el sector privado acompaña al sector público en la provisión de estos servicios.

Juan José García