Mantener reservas de hidrocarburos, primordial para dar certidumbre a inversiones

Uno de los retos más importantes para la industria petrolera en México es incrementar e incorporar reservas, además de mantener la plataforma de producción a través de la incorporación de las mismas.

 

De acuerdo con Ángel de María Clavel Mendoza, ingeniero petrolero egresado de la UNAM y docente en la ESIA Ticomán del Instituto Politécnico Nacional, una de las prioridades en el sector siempre es aumentar el valor estratégico que tienen esas reservas a nivel nacional.

 

Actualmente el país cuenta con reservas petroleras 1P (Probadas) para 8.5 años, con 8 mil 483.716 millones de barriles de petróleo equivalente. Mientras, en el caso de las totales o 3P (Probadas, Probables y Posibles), la Comisión Nacional de Hidrocarburos reportó para este año 25 mil 467 millones de barriles de petróleo equivalente.

 

Ante este panorama, el catedrático resaltó que los mercados y las inversiones se mueven por qué cantidad de reservas tiene un país, y destacó que en el mundo nadie quiere invertir en algo que tiene una caducidad próxima.

 

“Por tanto, si bien no es posible incrementar las reservas por lo menos es prioridad mantenerlas; hacer una actualización como tal. Dependiendo de su certidumbre es como se van reclasificando y reordenando, y siempre va a ser una actividad primordial porque de eso dependen los futuros de los sistemas de inversión que se lleguen a realizar”, explicó en entrevista para Global Energy.

 

Para leer la entrevista completa, consulte la edición de septiembre de Global Energy