Exploración, el principal reto para la industria: SPE

Después de haber ajustado la expectativa de crecimiento por la caída de los precios del crudo y por el cambio importante del modelo de negocios, la industria mexicana se encuentra en una etapa de estabilización, explicó en entrevista para Global Energy el ingeniero Rafael Pérez Herrera, Chairperson de la SPE Sección México. Sin embargo, expone que aún existen grandes oportunidades para establecer estrategias que permitan a México ser competitivo.

“El principal reto es la exploración misma, la incorporación de nuevos descubrimientos para mantener los niveles actuales de producción y eventualmente hacerlos crecer. Otro es la explotación de yacimientos no convencionales que ya tenemos descubiertos, principalmente aceite y gas de lutitas, así como de crudo pesado y extrapesado que hemos ido difiriendo por contar aún con yacimientos relativamente menos complejos”, comentó.

Abundó que dentro de los yacimientos maduros, la recuperación secundaria y mejorada constituye un reto importante para extraer la reserva remanente de volúmenes importantes en algunos yacimientos en tierra y costa afuera. Asimismo, enfatizó que todos estos retos, que además implican enfrentarse a una complejidad cada vez mayor a nivel subsuelo y superficial, implícitamente tienen un reto en común: la aplicación de tecnologías y modelos de negocio apropiados para hacerlos rentables.

Por otro lado, subrayó que el enfoque de las aguas profundas como los yacimientos a explorar por su potencial de reservas no ha cambiado, pues actualmente se continúa con la evaluación y delimitación de los yacimientos en aguas profundas y ultra profundas del Golfo de México.

“Sigue siendo una estrategia prioritaria por su gran potencial para la incorporación de reservas, ahora también considerando modelos de negocio como los contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos, con la finalidad de incrementar la inversión, compartir riesgos y alcanzar condiciones atractivas de rentabilidad para acortar los tiempos de producción temprana y desarrollo de campos”, finalizó.

(Para leer la entrevista completa consulte la edición de septiembre de Global Energy)