Robo de Energía deja pérdida de 45 mdp al año a CFE

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) pierde más de 45 mil millones de pesos al año, principalmente por el robo de energía, así como por la fuga durante el proceso de distribución y suministro.

En conferencia, Jaime Hernández, director general de la empresa, aseguró que esta situación afecta de manera importante las finanzas de CFE, por lo que en el último año se interpusieron 20 mil denuncias en contra de quienes roban o no pagan el servicio eléctrico.

Del total de pérdidas, casi 25 mil millones de pesos, equivalente al 55%, son por perdidas no técnicas, es decir, por usuarios que no pagan el servicio o se cuelgan de la infraestructura con los llamados “diablitos”, mientras que el 45 por ciento restante es por la deficiencia en la infraestructura, lo cual genera fugas.

Es por ello que como parte de su estrategia de negocios, la empresa estará ejerciendo inversiones por 33 mil millones de dólares en los siguientes años.

El vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, dijo que estos recursos serían destinados a la construcción de 65 nuevas centrales eléctricas.

“La empresa ha dirigido su desarrollo en tres pilares. El primero es fortalecer financieramente a la Comisión para hacerla sostenible con miras hacia 2021 gracias a medidas de disciplina financiera y de reducción de costos. Dos, incrementar la calidad y estabilidad del servicio a través de una estrategia de reducción de pérdidas y disminución de interrupciones en el suministro eléctrico. Tres, modernizar la industria mediante inversiones por más de 33 mil millones de dólares que permitirán construir 65 nuevas centrales de generación limpia”.

El funcionario aseguró que estas acciones forman parte del esfuerzo más grande para hacer más eficiente la infraestructura eléctrica hacia 2022 en el país.