Iberdrola le ganó a Tesla en almacenamiento de energía, hace 30 años

En la carrera por desarrollar grandes baterías que almacenen energía renovable por el mayor tiempo posible, Iberdrola venció a Tesla hace más de tres décadas.

En el complejo hidroeléctrico Cortes-La Muela, la compañía de energía renovable más grande del mundo construyó desde la década de 1980 una ‘piscina’ de cinco kilómetros de diámetro, muros de 25 metros de altura, y por si fuera poco, a 600 metros por encima de la presa, con la finalidad de generar electricidad cuando así lo requiera, sin importar si hay o no cauce en el río Júcar.

“Es como una gran batería que podemos utilizar cuando el pico en la demanda de electricidad así lo exija, en sólo unos minutos (…) Echar a andar una planta a combustibles te puede tardar hasta 12 horas”, comentó José Navarro, responsable de operación y mantenimiento de la Cuenca Mediterránea de Iberdrola.

Tan sólo con esta ‘pila’, la compañía podría suministrar energía a un poblado de 500 mil habitantes por un día entero, ya que esta ‘presa artificial’ contiene 20 millones de litros de agua.

Este sistema se le conoce como ‘bombeo puro’ e Iberdrola está por replicar este modelo de generación en Portugal.

Actualmente analiza llevarlo a México y Brasil, sin embargo, dependerá de que se encuentren las condiciones orográficas ideales (un valle al lado de una presa), ya que es necesario que el gran depósito de agua se construya, a una buena altura para aprovechar la caída del líquido que empujan las turbinas.

El ‘bombeo’ en presas le permite a Iberdrola acumular 4 mil 400 megawatts de almacenamiento energético eficiente, siendo los proyectos más destacados el de La Muela, el ubicado en Castillo de León, y uno más en Cruachan, Escocia.

En total, Iberdrola obtiene del río Júcar mil 850 megawatts de generación de dos hidroeléctricas: Cortes y la Muela, aunque su cauce también mantiene refrigerada una pequeña central nuclear ubicada en un municipio contiguo.

Sólo en España, las plantas de generación hidroeléctrica le dan a Iberdrola un total de 9 mil 700 megawatts.