Producir electricidad con el sol genera 4 mil empleos permanentes: Daniel Chacón

Actualmente, en México existen alrededor de mil empresas, distribuidas en todo el país, dedicadas a la venta e instalación de sistemas fotovoltaicos; cada negocio emplea entre tres y cuatro personas, que equivale a 4 mil empleados en el sector solar, informó Daniel Chacón Anaya, director de Energía de la Iniciativa Climática de México (ICM).

A nivel internacional la Generación Distribuida (GD) es la industria que más nuevos empleos crea en países donde se ha desarrollado el sector fotovoltaico, tal es el caso de Alemania, Estados Unidos, España, entre otros.
“La ventaja de la Generación Distribuida solar es que requiere por lo menos dos trabajadores, que suben a la azotea e instalan los paneles. Además, normalmente tienen almacenista, secretaria, gerente y un vendedor”, explicó.
En la actualidad, existen alrededor de 160 mil techos instalados en Generación Distribuida (sistemas de pequeña y media tensión). El crecimiento detona a partir de 2011 y 2012, y sigue ascendiendo a tasas exponenciales. Sin embargo, existe un universo con gran potencial que no ha sido atendido: Las PYMES.
De acuerdo con el Estudio de Mercado de Energía Fotovoltaica de Baja Escala 2017, realizado por la Asociación de Bancos de México (ABM) y la Iniciativa Climática de México (ICM), el sector de GD solar mantiene una tasa de Crecimiento Compuesto del 121 por ciento.

En 2016 y 2017, 75 por ciento de los contratos de interconexión de GD fueron firmados por personas físicas en el sector residencial; y sólo el 25 por ciento por personas morales del sector comercial e industrial.

Ante ese panorama, las PYMES son un mercado atractivo y con gran potencial para tener su techo solar, pero aún tienen pocas oportunidades de financiamiento, por ello la relevancia del programa CSolar respaldado por diversas organizaciones y apalancado por un fondo público. En la página https://csolarmexico.com/ se puede obtener detalles.

Daniel Chacón, vocero de ICM, explicó que CSolar está diseñado para atender a las PYMES con un programa de garantías con fondos de Nacional Financiera (Nafin). Actualmente participan instituciones financieras como: Banorte, BBVA-Bancomer, HSBC, CI Banco, Citibanamex, Banca Mifel, Bajío, BanRegio, que otorgan tasa preferenciales del 14.5 por ciento como máximo.

Cabe señalar, que existe un mercado potencial actual para techos solares interconectados a la red de 4.6 millones de usuarios no subsidiados, de los cuales 4 millones 168 mil 888 pertenecen al sector comercial (Tarifas 2 y 3) e industrial (Tarifa OM) y el resto son domicilios con (Tarifa Doméstico de Alto Consumo – DAC).

“De atender a los 4 millones de PYMES en el país en un lapso de 15 años, se habrían de crear 10 mil empleos directos persistentes y 40 mil empleos indirectos en el lapso que duré el programa”, señaló.

Además de los empleos  generados,  se obtienen ventajas como reducir el congestionamiento en la redes de transmisión de Comisión Federal de Electricidad (CFE), mientras que los negocios disminuirían sus gastos en electricidad y por lo tanto serían más competitivas.