Banco Mundial anuncia nuevo programa para acelerar la adopción de la energía eólica marina

El Grupo del Banco Mundial anunció hoy un nuevo programa para acelerar la adopción de la energía eólica marina en los países en desarrollo. El Banco Mundial y la CFI ayudarán a los mercados emergentes a evaluar su potencial eólico en el mar y proporcionarán asistencia técnica para desarrollar una creciente cartera de proyectos que estén listos para ser invertidos por los desarrolladores de energía renovable.

La industria eólica marina ha crecido casi cinco veces desde 2011, con 23 gigavatios instalados a finales de 2018 y un gran volumen de proyectos planificados en Europa, China y Estados Unidos. La energía eólica marina representa actualmente alrededor de 26.000 millones de dólares en inversiones anuales, es decir, el 8% de las nuevas inversiones mundiales en energía limpia, y esta proporción aumentará drásticamente, ya que se espera que en 2030 se inviertan alrededor de 500.000 millones de dólares en proyectos de energía eólica marina.

Esto representa una oportunidad importante para los países con fuertes recursos eólicos marinos, incluyendo Brasil, Indonesia, India, Filipinas, Sudáfrica, Sri Lanka y Vietnam. La energía eólica marina también puede proporcionar una capacidad adicional de generación limpia para los países en desarrollo con poblaciones que viven sin acceso a una electricidad fiable.

 

El potencial técnico de Vietnam para la energía eólica marina fija y flotante es de 309 GW, mientras que Sudáfrica y Brasil tienen 356 GW y 526 GW en total de potencial técnico eólico marítimo, respectivamente. Esto representa una oportunidad significativa para proyectos eólicos offshore a gran escala, fijos o flotantes, competitivos en términos de costos, ubicados cerca de áreas de alta demanda de energía.

“La energía eólica marina es una fuente de energía limpia, fiable y segura con un enorme potencial para transformar la combinación energética en países con grandes recursos eólicos. Lo hemos visto funcionar en Europa; ahora podemos aprovechar la experiencia mundial para ampliar los proyectos eólicos marinos en los mercados emergentes”, dijo Riccardo Puliti, Director Senior y Jefe de Energía y Extracción del Banco Mundial.

“Vemos una gran oportunidad para el desarrollo eólico offshore a gran escala y estamos deseando trabajar con los desarrolladores del sector privado para abrir nuevas oportunidades de inversión en países que podrían beneficiarse de esta fuente cada vez más competitiva de energía renovable”, dijo Bertrand de la Borde, Director de la CFI y Jefe Global de Energía y Minería.

“El Reino Unido es un líder mundial en energía eólica marina, con la mayor capacidad instalada de Europa”, dijo la Ministra de Energía y Crecimiento Limpio del Reino Unido, Claire Perry. “Esta inversión permitirá que nuestra experiencia líder mundial se comparta a nivel mundial para animar a los países en desarrollo a abandonar la energía sucia del carbón y adoptar la energía renovable, haciendo crecer sus economías”.

Liderado por el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector Energético (ESMAP) del Banco Mundial, en asociación con la CFI, el programa de US$5 millones se está iniciando gracias a una subvención de GBP£20 millones al ESMAP del gobierno del Reino Unido para ayudar a los países de bajos y medianos ingresos a implementar soluciones energéticas ambientalmente sostenibles.

Este trabajo se llevará a cabo en cooperación con el Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC) y su recientemente creado Grupo de Trabajo de Energía Eólica Marina, que reúne a los principales desarrolladores eólicos marinos, fabricantes de equipos y proveedores de servicios.

El programa reunirá a gobiernos de países en desarrollo, desarrolladores comerciales, socios de desarrollo y expertos en energía eólica para crear conciencia sobre las oportunidades que ofrece la energía eólica marina en los mercados emergentes y sentar las bases para una serie de nuevos proyectos que podrían ser financiados por el Banco Mundial o la CFI. El Banco Mundial y la CFI trabajarán con socios de los sectores público y privado para llevar a cabo estudios técnicos y desarrollar estrategias nacionales para facilitar la adopción de esta tecnología cada vez más competitiva en cuanto a costos.

El Atlas Eólico Global, desarrollado en colaboración con ESMAP y el Departamento de Energía Eólica de la Universidad Técnica de Dinamarca y con una cobertura de 30 km en alta mar con una resolución de 250 m, es un recurso clave que puede ayudar a los responsables de la formulación de políticas y a los inversores a identificar posibles zonas de alta eólica para la generación de energía eólica prácticamente en cualquier parte del mundo.