Entrevista con Ángel Larraga Palacios, Presidente de Gas Natural Fenosa en México

Con 20 años de existencia en nuestro país, Gas Natural Fenosa se ha convertido en un participante activo en los mercados del gas natural, la electricidad, e incluso, las energías renovables.

Global Energy tuvo la oportunidad de sentarse con su presidente, el ingeniero Ángel Larraga Palacios, para platicar sobre la historia de la empresa, sus logros y planes de desarrollo. La entrevista será publicada en su totalidad en nuestra siguiente edición, los dejamos con un extracto y resumen en video.

¿Nos puede hacer un breve resumen de las actividades de la empresa desde su llegada a nuestro país?
La compañía en México inició actividad en la distribución de gas en Nuevo Laredo, cuando nos hicimos cargo de una pequeña compañía, que tenía unos privados y una situación financiera complicada y nosotros nos hicimos cargo de ella. A partir de ahí fuimos participando en todas las licitaciones que se convocó por parte del gobierno, en el momento en el que se creó una primera apertura, una primera reforma, en la distribución de gas que mantenían Pemex y CFE, y que se permitió entrar a privados. Fuimos participando en las licitaciones, unas ganamos y otras no, pero participamos en todas. Ganamos en Monterrey, Saltillo, participamos en bajíos; ganamos San Luis Potosí, Aguascalientes, León, Celaya, Salamanca, Irapuato. No ganamos por ejemplo en Querétaro, en Puebla; también participamos en la del Distrito Federal, no la ganamos, pero el que la ganó: Texas Utilities, nos la vendió.

A la vez, Unión Fenosa, que entonces era una compañía separada de Gas Natural, también vino a participar en las primeras licitaciones de ciclos combinados; cuando la primera reforma eléctrica permitió invertir a privados, siempre que, esa inversión generara electricidad directa para CFE. Con lo cual, empezamos la generación por esa época, desarrollamos las centrales de Hermosillo; Naco, Nogales; y posteriormente Tuxpan y Durango, eso nos permite tener más de 2,100 megawatts de potencia instalada, y estar presentes en el negocio de la generación eléctrica.

Por último, hemos participado en el tema renovables, participamos en una licitación con CFE, que al final no se llegó a cerrar, pero desarrollamos un proyecto por nuestra cuenta en modalidad de auto abasto de 234 megawatts en Oaxaca; con venta directa al cliente final, con lo cual, ese ha sido el recorrido en el país durante estos 20 años.

“En total pretendemos conectar más de 180 mil nuevos clientes”

¿Cuáles son sus expectativas para el 2018?
Nosotros tenemos un modelo de crecimiento continuo, que denominamos crecimiento orgánico, que es expandir las redes en estas zonas donde ya estamos presentes. Donde tenemos penetraciones diferentes, desde penetraciones que superan el 75% en Monterrey, hasta por debajo del 20% en Ciudad de México. Seguimos invirtiendo, seguimos expandiendo las redes; este año construiremos alrededor de 1,500-1,600 kilómetros de red, en lo que nosotros denominamos zona consolidada. Tenemos un escenario de ir a nuevas zonas de distribución, para ello este año desarrollaremos la zona de distribución de Sonora y Sinaloa, que fueron las últimas licitaciones que ganamos, donde suministraremos gas a Ciudad Obregón, Los Mochis, Culiacán y Mazatlán. También estamos desarrollando la distribución en Estado de México, donde la reforma nos ha permitido conseguir un permiso, ya no ha sido necesario ir a una licitación, la reforma cambió el modelo de funcionamiento de los distribuidores, desapareció la exclusividad que daban las zonas, y entonces hemos tenido acceso al permiso de distribución del Estado de México. Por último, y lo más reciente, hemos conseguido permisos para distribuir gas en Tabasco, Campeche, Mérida y Quintana Roo; con lo cual, nuestro escenario de crecimiento pasa por mantener el crecimiento orgánico, pero impulsar el crecimiento de nuevas zonas. En total pretendemos conectar más de 180 mil nuevos clientes.

En su opinión ¿Cuál es el potencial de mercado mexicano?
Entre todos los distribuidores tenemos 2 millones 100 clientes, eso es nada; el consumidor mexicano el 77% consume gas LP, el 16% consumen leña, y solo el 7% consumen gas natural; por lo cual el recorrido es enorme. Un dato centrado en la Ciudad de México: la ciudad tiene una red de agua de 10 mil kilómetros, la red de gas no alcanza los tres mil; entonces el retraso es considerable.